Un etarra asesino anda suelto.

Sin duda alguna ayer fue un mal día para este país, o para lo que empieza a quedar de él. Ver al señor Rubalcaba diciendo que al terrorista y asesino (25 asesinatos a sus espaldas, sin arrepentimiento alguno) hay que dejarle irse a casa por motivos humanitarios es, cuando menos, insultante. Insultante para cualquier persona, sea español, se sienta como tal o no, sea inmigrante o apátrida. Porque a un asesino como ése no se le puede dejar en la calle porque está en huelga de hambre. Porque el precedente que se sienta es gravísimo para con el resto de etarras y, si me apuran, para con el resto de presidiarios. ¿Quién no va a querer ahora robar 100 millones de euros, para luego ir a la cárcel y declararse en huelga de hambre? Con un poco de suerte, en un año está en su chalet de la Moraleja disfrutando de la buena vida, como debe ser.
Decía Rubalcaba que podía morirse… Uy, qué penita me iba a dar que un tío así se muriese de hambre. Ojalá alguien lo mate en una calle de su querida patria, es lo que se merece. Es patético el papel de este Gobierno en todo este asunto, pero no sé porqué me parece que aún no hemos terminado. La bajada de pantalones con ETA empezó hace más tiempo del que creemos, posiblemente allá por el 11-M, o más bien en la preparación de dichos atentados que, a la postre, darían la victoria en las elecciones generales de 2004 al partido de Rodríguez Zapatero. ¿Golpe de Estado? ¿Por qué no? ¿Y a cambio de qué? Resulta extraño pararse a pensar que Rubalcaba era uno de los hombres fuertes en la lucha contra ETA cuando gobernaba don Felipe González Márquez. Y no debemos olvidar que fueron ellos quienes crearon los GAL para combatir a ETA y acabar con ellos de la misma forma que ellos acababan con las personas de bien. ¿Por qué ahora se le ablanda el corazón para salvar la vida de este asesino? También hay que recordar que el Tribunal Supremo, en un alarde de falta de independencia (rompiendo uno de los principios básicos de cualquier estado de derecho) rebajó la condena del asesino etarra de los 12 a los 3 años por amenazas terroristas. Es decir, que si yo llego mañana y digo que voy a poner una bomba en el aeropuerto de Barajas, me meterán 12 años, pero si luego declaro una huelga de hambre, solo serán 3 años, que entre pitos y flautas se quedan en unas pocas semanas de arresto domiciliario. Bien, ¿no? Así funciona el sistema judicial en España. Personajes como Jesús Gil, por ejemplo, apenas han dado con sus huesos en la cárcel a pesar de tener sobre sus hombros la losa de un montón de muertes por un hotel construido de forma defectuosa (Franco fue bueno con él). Y qué decir de los múltiples casos de corrupción que hubo durante su período de alcalde de Marbella. ¿Acaso Julián Muñoz tardará mucho en salir de la cárcel? Por poner un ejemplo, Isabel García Marcos ya está en la calle… Así es este país de borregos, y lo peor está por venir cuando la generación de la LOGSE y de la LOE, esa que ha criado con especial mimo y cuidado el PSOE, entre en el mundo laboral. Todos borrachos, drogadictos, analfabetos, incultos, maleducados… Pero eso sí, levantando lo que quede de país. Vaya panorama.
Retomando el hilo de algo que he dicho anteriormente, a nadie se le escapa que es raro que el señor Rubalcaba se venda tan barato. Huele mal, apesta, atufa. De perseguidor implacable de ETA a defensor del humanitarismo en pro de los etarras más sanguinarios. ¿No podría ser que ETA sabe algo del 11-M que compromete seriamente al actual Gobierno de incapaces? Libertad de De Juana a cambio de silencio. Acercamiento de presos a cambio de silencio. Libertad de más “presos políticos” a cambio de silencio. ¿Quién es realmente Jamal Zougam? Podemos pensar que realmente este personaje y otros de los muchos implicados en los atentados del 11-M no son más que simples cabezas de turco, alguien a quien endosarle este gran marrón y que, seguramente, ya tiene a sus autores materiales bien enterrados (esa explosión en Leganés, que deberíamos empezar a pensar que pudo ser provocada por gente ajena a quienes estaban dentro del piso). Hay quien cree en las conspiraciones. Yo soy uno de esos. ¿Alguien se atreve a creer que lo que se estrelló contra el Pentágono el 11-S de 2001 fue un avión? Vamos, hombre… No seamos tan ingenuos. Yo aconsejaría ver el documental “Las sombras del 11-M“, así como un vídeo bastante curioso que viene a confirmar que algo raro pasó el 11-M en los atentados de Atocha, algo que no se corresponde con lo que nos han vendido PSOE y el Grupo PRISA. Eso podría explicar esta noticia: “Miembros de la banda terrorista internados en la cárcel de A Lama, Pontevedra, acudieron a la invitación de uno de los ‘emires’ que controlan al colectivo musulmán de la prisión – Entre los etarras presos se hallaban Luis Mariñelarena, condenado por el asesinato de Fernando Buesa, y Javier Ugarte Villar, miembro del comando que secuestró a Ortega Lara – En el grupo musulmán estaba Sohbi Khouni, detenido en el 97 con Allekema Lamari, presunto séptimo suicida, y con Abdelkrim Benesmail, que coincidió en la prisión de Villabona con Toro Castro“. ¿Qué hacía Asier Eceiza saliendo de los andenes de la estación de Atocha instantes después de las explosiones? ¿Qué pasó con la mochila de Vallecas? ¿Y la Renault Kangoo?
Poco a poco vamos viendo los verdaderos resultados del 11-M y de la victoria del PSOE, y esto solo acaba de empezar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s