Viaje a Japón, julio de 2005. Día 4. Akihabara y Asakusa.

El tercer día en Tokio iba a tener un componente añadido muy interesante, y es que ese día iba a pasar por la ciudad un tifón de no mucha fuerza, pero un tifón al fin y al cabo. Así que, después de dormir otras 12 horas, algo poco frecuente en mí, me fui hasta la estación de tren de Ikebukuro porque esta vez habíamos quedado ahí para irnos hasta el barrio de Akihabara. Una de las cosas que aprendí del sistema nipón es que se paga por tramo, es decir, que uno paga una tarifa base por usar el tren y que, al salir de la estación donde se haya parado, pagará al salir una cantidad u otra. La distancia recorrida, según este sistema, sí es importante. Lo cual quiere decir que, por ejemplo, es más caro ir desde Ikebukuro hasta Akihabara que ir desde Ikebukuro hasta Nippori. Y otra cosa que aprendí es que yamanote significa verde, y es que la línea circular de tren que pasa por las principales zonas de Tokio es la línea yamanotePara llegar hasta allí, decidimos hacer la parada en Ueno, un poco antes de Akihabara, y desde allí fuimos andando hasta nuestro destino. El barrio de Akihabara se encuentra relativamente cerca del palacio imperial y lo que se considera como el centro de la ciudad de Tokio. Es conocido por ser el barrio “tecnológico” de la ciudad, y es que allí podemos encontrar cientos de tiendas dedicadas a la venta de aparatos de electrónica de todo tipo. Los precios no es que sean muy bajos en comparación con lo que vemos en Europa, aunque obviamente todo depende de cómo esté el cambio cuando uno va al país. Sin embargo, allí es posible regatear. Se pueden ver desde las tiendas más pequeñitas repletas de artilugios que, tal vez, nunca llegaremos a ver en España, hasta todo un edificio de varias plantas ocupado por una misma tienda que vende desde calculadoras hasta camisetas, pasando por frigoríficos, aspiradoras y abanicos típicos de Japón. Yo debo confesar que ese día no caí en la tentación, pues era el tercer día y todavía quedaban muchos más por delante, pero apetecía mucho comprar y comprar, la verdad es que todo entra por los ojos y uno no debe dejarse llevar.


Akihabara

La calle donde podemos encontrar la mayoría de tiendas es Chuo Dori, que es desde donde están tomadas estas fotos y que queda a la derecha de la estación si llegamos desde Ikebukuro. La calle que está a la izquierda de la estación, llamda Showa Dori, se queda más al margen porque está “invadida” por una autopista que pasa justo por encima. Por lo tanto, el objetivo del visitante es centrarse en esa calle, entrar en las tiendas, ver, curiosear, preguntar (en inglés, si hay suerte) y comprar si uno gusta.

Con el tiempo ya algo más revuelto por culpa del mencionado tifón, nos fuimos andando, una vez más, en dirección al río Sumida, en la zona de Asakusa. Llegamos hasta Edo Dori y giramos a la izquierda, yendo en paralelo al río y acercándonos a nuestro próximo destino, que era el templo de Senso-ji. Antes de llegar ahí, tuvimos la suerte (porque no lo íbamos buscando) de encontrar las oficinas centrales de Bandai (¡¡qué guay!!), y no pudimos evitar hacernos algunas fotos con los muñecos que tenían en la calle (estaban todos enteros, ni rotos ni pintados con grafitis ni nada por el estilo, son bastante respetuosos, no como aquí). ¿Cómo llegar a ese edificio? Está en Edo Dori con una calle pequeña cuyo nombre no puedo saber porque en Google Maps viene en japonés. Así que dejo el enlace aquí y quien quiera ir, que mire bien cómo llegar.


Doraemon y yo

Bajando un poco más por Edo Dori, nos encontramos un puente que atravesaba el río Sumida y que nos ofrecía unas vistas de la otra orilla, donde se puede ver un edificio curioso, el llamado Asahi Super Dry Hall, que no es otra cosa que la central de la empresa líder en Japón de producción de cerveza, y aunque Fernando se empeñase en decir que eso era un ñordo, se trata de una llama… aunque parece un ñordo. Ya sabemos cómo va esto de la arquitectura en algunas ocasiones: hay que innovar.


Río Sumida Super Dry Hall

Desde ese puente, y sin abandonar la orilla en la que estábamos, nos dirigimos por una calle pequeñita y diferente a Edo Dori hasta la entrada al templo de Senso-ji. Una de las cosas que llaman la atención antes de llegar al templo es que hay un camino rodeado de tiendas, a modo de mercadillo, donde uno puede comprar casi de todo (siempre pensando en el turista, claro está). Fue también curioso que la foto que nos hicimos junto a la entrada fuera tomada por un señor español que estaba hablando con otro señor español justo a nuestro lado, y es que no es fácil encontrar occidentales por allí y mucho menos españoles.


Entrada a Senso-ji Mercadillo

 


Tras atravesar el mercadillo y comprar alguna cosilla (recuerdo haber comprado un imán para mi madre, porque tiene la nevera repleta), llegamos a la entrada propiamente dicha del templo. A mí la verdad es que me pareció impresionante, sobre todo la pagoda que se puede ver a la izquierda, y esa combinación de colores, rojo y negro, con algunos techos en verde, también me gustó mucho. Nuevamente, repetimos el ritual de lavarnos las manos para purificarnos, y nos acercamos al edificio central del templo. El conjunto era realmente precioso, merece la pena visitarlo si a uno le gustan estas cosas, aunque yo creo que es cuestión de cultura visitar estos templos.


Templo de Senso-ji

Luego, y siempre a pie, fuimos hasta la estación de tren de Ueno y seguimos avanzando, en dirección a Kasuga Dori, que nos permitió pasar muy cerca del Tokyo Dome y ver una curiosa montaña rusa.



Y aunque siempre me ha parecido increíble, anduvimos durante horas hasta llegar a Ikebukuro, donde yo cogería el camino al albergue y Fernando se iría en tren hasta Saitama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s