Croacia, el Mediterráneo tal como era

Grandes monumentos, playas de aguas cristalinas y una vida en la calle sorprendente. Eso y mucho más es Croacia, un país marcado aún con las cicatrices de la Guerra de los Balcanes, pero que ahora en un gran foco de atracción turística.

Quedamos con Chelo en la plaza del mercado de Zagreb, entramos en la Catedral y conocemos el edificio de la Ópera y el turístico cementerio.

Salimos unos kilómetros de la capital, y a una hora nos espera Jorge en Rastoke, un bonito pueblo que cuenta con museo etnográfico. Algo más al sur, el parque nacional de Plitvice, patrimonio de la humanidad y que guarda en su interior la mayor catarata del país. Nos acercamos a Karlovac, uno de los lugares que más sufrió los efectos de la contienda, y que ahora acoge el museo de la guerra.

Luis nos recibe en Umag, en la costa de Istria, y llegamos a Rovinj, justo frente de Venecia y muy similar desde el punto de vista arquitectónico. Porec es otro de los pueblos turísticos de la zona, de corte renacentista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s