Combatir la taladradora, el gusano del geranio

Para los que amamos las plantas y tenemos varias de ellas en casa, a veces nos toca sufrir los efectos de diferentes tipos de plagas o enfermedades que, en muchos casos, son difíciles de solucionar. En este caso en particular, hablaré de un pequeño gusano que me ha traído de cabeza en más de una ocasión pero para el que creo haber encontrado el remedio perfecto.

El gusano en cuestión, conocido como taladradora, tiene como objetivo atacar los troncos de los geranios, los come por dentro y la planta se pudre sin remedio. En cuanto veamos que se marchitan las flores con rapidez o que las hojas salen flojas y amarillentas, hay que pensar que el gusano está actuando. La mejor forma de comprobarlo sería, para empezar, observar las flores. Es ahí donde suelen poner los huevos, señal inequívoca de que el bicho ha estado ahí. Luego, lo ideal es tocar los troncos del geranio, cuanto más verdes más apetecibles, y comprobar si están huecos o vacíos por dentro. Como lo estén, sin duda alguna el gusano está comiéndose la planta.

Hay que tener en cuenta que la planta es muy resistente al calor y al frío de una ciudad como Madrid, pero el gusano también. Ya puede estar bajo cero, que el bicho actuará sin problemas.

¿La solución? Después de haber probado varios métodos, me quedo con el que me ofrecieron en Bauhaus. Un spray de la marca Flower 99% efectivo hasta la fecha. La gran ventaja es que es sistémico, es decir, se echa por encima del geranio, éste absorbe el líquido y se distribuye por toda la planta. De esta manera, nos aseguramos de que el gusano muere del todo. Hace más de 2 meses que le eché a los geranios de mi terraza y desde entonces todo son hojas verdes y flores.

Eso sí, recomiendo no bajar la guardia porque es un bicho muy persistente.

Anuncios