Excusas para no verme: estaré de viaje

Excusas para no verme: estaré de viajeExcusas para no verme: estaré de viaje. Suena bien, ¿verdad? Voy a un país, visitaré una ciudad en la que tengo una amiga y justo esos días ella estará de viaje. El problema viene cuando esa persona no viaja nunca, jajaja. Y más aún cuando yo le he avisado con tiempo de sobra acerca de mi viaje. Es decir, si realmente va a viajar en los días en los que yo estaré en su ciudad, es una HDP.

Si alguien no quiere verme, tampoco tiene que justificarlo en exceso. Prefiero un simple “no puedo” y ya está. Quizás un “tengo novio” sea aún más convincente. Pero hablar de un viaje en los mismos días en los que yo voy, cuando esa persona apenas sale de su ciudad, es cómico. Y estoy hablando de una amiga rusa a la que conozco desde hace muchos años.

Pero claro, qué más puedo hacer yo, ¿no? Tenía ganas de conocer Rusia, y me surgía la oportunidad. Así que la aproveché y fui. ¿Le habría costado mucho darme unas horas? Por supuesto que no, pero cuando uno no quiere quedar, pues primero dice sí por compromiso y luego se arrepiente. Entonces llega el momento de decir no, y las excusas son de lo más penosas.

Mi motivación, por cierto, no tiene que ver con el pecado de la carne. La vida es mucho más que eso. Además, igual que dos no discuten si uno no quiere, pues dos no pecan si uno no quiere. Por lo tanto, asumiendo que eso es circunstancial, yo me centro en ver y conocer en persona a alguien que he conocido solo por internet. Y qué difícil está, madre mía. Espero que esto cambie en el futuro, aunque cada vez me queden menos años de vida. Gente normal, por favor.