Famosos sucios: Jude Law

La verdad es que la foto de Jude Law es preocupante. De hecho, no sabía si meterlo también en la categoría de borrachos por la mala cara que tiene, pero como una foto puede ser a veces algo traicionera y unos ojos medio cerrados no indican que se haya ingerido alcohol en exceso, pues lo dejamos en sucio y mal vestido. Porque no se puede negar que sucio parece, vistiendo unos harapos más propios de una persona sin hogar que de un famoso y rico actor de Hollywood. Y lo de mal vestido, pues lo mismo, solo hay que ver las zapatillas que calza, que parece haberlas sacado de un mercadillo de barrio pobre. Habrá que pensar que su extraño matrimonio/relación de pareja/no se sabe bien qué es, que va y viene, le está martirizando un poco.

Jude Law

Famosos sucios: Daniel Radcliffe

Inauguro una nueva categoría gracias al actor inglés Daniel Radcliffe, el chaval que ha dado vida durante tantos años a Harry Potter. Y es que, suponiendo que nadie haya tenido ganas de trucar la foto, este chico pasa por alto una parte importante de su higiene física, porque a la vista queda que su oído izquierdo (el derecho suponemos que anda igual o peor) tiene un tono amarillento bastante sospechoso, como si hubiese un exceso de cerumen que cubriese esa zona de su cuerpo. Quizás por eso era tan poderoso el mago Harry Potter, porque todos los hechizos y encantamientos que le lanzaban sus adversarios eran repelidos por el cerumen de sus oídos. La próxima vez, si no ha optado por el modo higiénico, al menos que se ponga unos cascos como si estuviera oyendo música.

Daniel Radcliffe