Payasos en Star Wars Battlefront 2

Star Wars Battlefront 2Payasos en Star Wars Battlefront 2. O quizás payasas. O un poco de ambas cosas, quién sabe. Deduzco que es más un juego de ellos que de ellas, pero eso importa poco. Llevo ya año y medio jugando y he visto de todo. Pero lo que me pasó la semana pasada, la primera y espero que la última vez. Y sí, pienso desquitarme a base de menosprecios y palabras groseras. Porque el usuario en cuestión, de quien no cogí el nickname (mea culpa), bien lo merece.

Kashyyyk, el planeta de los wookies, es uno de los escenarios de Asalto Galáctico de Star Wars Battlefront 2. Uno puede ser rebelde, le toca atacar y huir (sic); o puede ser un droide de la Confederación de separatistas. En esa partida, yo estaba en el primer bando. Y como siempre, elegí al soldado de asalto. Porque este es un juego donde uno puede ser vanguardia o retaguardia. Me gusta lo primero, agarro la escopeta y me pongo a correr hacia los disruptores de iones. Llegué al primero, lo cogí y lo disparé. Así dos veces más. Además, tenía la oportunidad de disparar a los MTT y matar algún droide. ¿Eso qué significa? Puntos. ¿Para qué son los puntos? Para muchas cosas, pero esencialmente para aspirar a elegir mejores personajes; es decir, a héroes y villanos, dependiendo del bando.

Rápidamente me puse primero en una partida de 20 contra 20. Es decir, primero de 40. No está mal, ¿verdad? Y rápidamente llegué a 6.000 puntos. Me mataron. Ya podía elegir cualquiera de los personajes. Y elegí a la Princesa Leia, porque tiene grandes virtudes desde largas distancias. Aquí viene el primer palo al anormal español (porque desgraciadamente era español, como yo). Ese cretino debía estar acojonado detrás de alguna caja, arbusto o piedra mientras yo me la jugaba para disparar los disruptores. Ese payaso, típico niñato que teme perder a su especialista (francotirador), no entiende las virtudes y defectos de cada personaje. Ni entiende, imbécil de las narices, que cada persona tiene sus cualidades. En mi caso, la lucha cuerpo a cuerpo NO es una de ellas. En su caso, no hay virtud alguna. Era, es y será un llorón de mierda.

Aclarado esto sobre el anormal, yo seguí haciendo lo que mejor sé hacer. Cogí una distancia prudente y empecé a usar el disparo secundario. Mataba, hería y dañaba. Estaba segundo en puntuación dentro de mi equipo. La partida avanzó y los dos MTT llegaron al final de su recorrido. Empezaba la segunda fase de la misión, defender los turboláseres. Yo me alejé un poco más, hacia la entrada del destructor clase Venator, para seguir defendiendo. Y de repente, un tonto de los cojones de mi equipo se me puso delante a dispararme. Fuego amigo, no me hace daño, pero me molesta porque mis disparos le dan a él. Se pasa así, haciendo el subnormal profundo (lo que es, el pobre desgraciado), como un minuto.

De repente, empieza a escribir en inglés sobre mi personaje. Dice que estoy “campeando”, es decir, que estoy quieto detrás de un sitio, escondido sin hacer nada. Creo que el muy gilipollas me confunde consigo mismo. Veo su nick. Está décimo de mi equipo, yo segundo. Es decir, un mierdecilla que no aporta nada al equipo, quejándose de otro que aporta mucho. Sigue llorando, el muy tonto del ano, diciendo que no hago nada y que con mi nick debo de ser español. Muy bien, mente brillante, ¿tu neurona está bien o se ha quemado? El colmo es cuando dice que yo no estoy aportando nada (insisto, yo segundo, él décimo) y que estoy bloqueando el acceso a héroes.

Es decir, el muy mamón quiere tener un héroe siendo un mal jugador. Ha conseguido, muy tarde, los puntos necesarios para acceder a un héroe y lo quiere tener mientras otros jugamos por y para el equipo. El muy comehuevos se cree mejor que yo yendo 8 puestos por detrás. En ese momento me cabreo, y empiezo a pensar que el chaval en cuestión será un imberbe de 20 años que no ha visto una mujer desnuda en su vida, más allá de los vídeos porno que ve en casa de sus papis. Un chaval al que si me encontrara cara a cara y le levantara la mano en actitud hostil, se haría pipí en los pantalones (suponiendo que no llevara los pañales puestos).

Claro, con ese ambiente, ya sabía yo que la partida estaba perdida. Con cretinos así es difícil que el equipo gane. Perdimos con claridad la fase de los turboláseres. Ya solo quedaba proteger el destructor. Al poco estaban poniendo la primera carga de explosivos. Fui a defenderla mientras el niñato comerrabos seguía llorando. Entre 3 o 4 me mataron. A mí, a la Princesa Leia, segunda en ese momento de la partida. Me despedí de él como merecía, quizás hasta fui demasiado suave, y allí les dejé, perdiendo.

No me lo he vuelto a encontrar, pero me gustaría. Porque así sabría su nick y podría ponerlo aquí. Por el momento, será ANORMAL01 y espero que no haya un 02. Asalto galáctico es un juego de equipo, para que gane el equipo, no para lucimiento personal. Y si tan bueno eres, te pones primero y coges héroes o villanos. Si tan bueno eres, lo mendigas que otro suelte a su héroe o villano para que tú puedas cogerlo. Si tan bueno eres, no estás décimo en ninguna partida. Pero cuando uno es un paquete de mierda, como ANORMAL01, pasan estas cosas. Mientras tanto, mi ejemplo a seguir será siendo AnarchYxNinja. Gracias a él y a sus vídeos he aprendido mucho de los personajes. Por eso soy capaz de quedar primero en Crait, Hoth o Geonosis. Con gente como ANORMAL01 aprendo que el cibermundo también está lleno de cretinos y payasos. Una lástima.

Islas Turcas y Caicos, ese paraíso desconocido

Islas Turcas y CaicosIslas Turcas y Caicos es un paraíso desconocido para casi todos los españoles. Situado entre Bahamas y República Dominicana, este conjunto de islas es lugar de vacaciones para gente de Estados Unidos. Allí pueden encontrar hoteles de lujo, villas, apartamentos y más opciones. Algunos cruceros hacen parada en Grand Turk; en avión también existen varias opciones de alcanzar la isla.

Con apenas 30.000 habitantes, cuenta con playas de arena blanca y aguas turquesas en casi todas partes. La explotación turística apenas ha llegado, lo cual es una ventaja para quienes busquen un lugar tranquilo donde descansar. Eso sí, que nadie piense que es un destino barato. Más bien es todo lo contrario. No existen hoteles para perfiles medios o bajos de turistas. Las opciones más baratas y de menor calidad cuestan más que hoteles de 4 estrellas en España.

Lo más interesante es alquilar un coche junto al aeropuerto de Providenciales y recorrer la isla principal. Quienes quieran gastar más dinero, pueden cruzar a los Caicos en un pequeño barco. Allí tendrán que alquilar otro coche si quieren recorrer de norte a sus las grandes islas.

Las mejores opciones de playa en Providenciales están al noreste y al suroeste. Playas casi desiertas donde poder descansar y bañarnos en un mar cálido y tranquilo.

En Gran Turk podremos encontrar otro ambiente, con más gente debido a la terminal de cruceros. Allí llegan muchos barcos provenientes de Estados Unidos, especialmente de Miami y otros lugares de Florida.

Viajar a Dublín, la capital de Irlanda

DublínDublín se ha convertido en un destino turístico muy famoso para los españoles. Desde hace años, la capital de Irlanda recibe miles de turistas cada mes llegados desde diferentes ciudades de España. Esto se debe a diversos motivos. Por ejemplo, la gran cantidad de personas que han ido allí a mejorar su inglés. Esto se puede lograr buscando un empleo (Irlanda tiene una tasa de desempleo muy baja); o bien haciendo cursos de inglés.

La gran cantidad de residentes españoles en Dublín posibilitan que muchos amigos y familiares vayan a la isla a hacer turismo. La capital irlandesa ofrece muchas cosas a los visitantes. Son famosas las calles de Temple Bar, sus museos o sus parques. La vida nocturna también ha hecho muy famosa a la ciudad. Eso se puede deber, en gran medida, a la inmensa cantidad de inmigrantes que ha acogido en los últimos años.

En uno o dos días es posible ver todo lo necesario, aunque podemos ampliar la visita si viajamos fuera. Por ejemplo, la ciudad de Cork es muy famosa entre los turistas. Los Acantilados de Moher también son centro de visita casi obligada para los turistas extranjeros. Hay gran cantidad de parques nacionales que también se puede visitar. De norte a sur, de este a oeste, Irlanda ofrece muchas opciones para los visitantes.

Puedes consultar aquí todas las excursiones y tours que hay en Dublín y alrededores. Algunas duran unas pocas horas y otras varios días. Escoge la que más se ajuste a tu presupuesto y tiempo de viaje. Esperemos que te guste la experiencia irlandesa tanto como a nosotros.

Porno fascista, ver para creer

Porno fascistaPorno fascista, aún me cuesta entenderlo. Confieso que al principio pensé que eran vídeos pornográficos de temática nazi. Pero no, iba muy mal encaminado. En teoría era una conversación más con una amiga rusa. O quizás debería decir ex amiga. Me comenta que en Rusia, su país lleno de trabas a la libertad, no se pueden ver webs de contenido adulto si son de Estados Unidos. Sin embargo, sí pueden ver las webs alemanas. Y ahí empieza todo.

Ella me dice que ese porno es fascista, y yo me imaginé el famoso caso de Max Mosley. El ex jefe de la Fórmula 1 protagonizó un escándalo sexual con una orgía de temática nazi. Pero no, nada que ver. Resulta que la chica en cuestión me dijo que los actuales alemanes son todos fascistas. Yo no estaba entendiendo el tema, así que pido que me lo aclare. Y resulta que como Rusia sufrió la invasión alemana hace 80 años por el régimen nazi, resulta que los actuales alemanes también son nazis. Yo no estaba seguro de entender lo que me decía, o más bien no me lo quería creer. Empezó a hablarme de lo que había sufrido su familia en aquella época. Y no pude evitar acordarme de todos los cenutrios españoles que, con 25-30 años (ella tiene 41) hablan de la Guerra Civil española como si la hubiesen vivido en sus carnes.

Le dije que lo que sucedió hace 80 años no convierte a los actuales alemanes en nazis, y ella me dijo que sí, que es algo genético. A mí, que me encanta la historia y muy especialmente la Segunda Guerra Mundial, me empezó a hervir la sangre. Para empezar, porque no me parece justo que alguien diga eso. Y para seguir, porque Stalin mató a más gente que Hitler, pero eso no parece importar.

Yo empecé a poner cifras, empecé a hablar de las invasiones rusas a países colindantes (pobres polacos), empecé a hablar de gulags, de comunismo, de hambrunas. ¿Cuál fue el efecto? Ella dijo que yo defendía a Hitler. Yo defendiendo a ese majadero, ¡nunca! Pero Stalin fue peor que Hitler, y ahí están los datos. ¿Alemania invadió Rusia? Correcto. ¿Francia invadió Rusia? También, de la mano de Napoleón. ¿Son malos los franceses? Non monsieur.

¿Por qué esa disparidad de criterios? Ni idea, por más que insistí en la materia no hubo una respuesta coherente. Solo cabía, y cabe, un odio irracional hacia el alemán actual. Eso es un problema de falta de educación y cultura, o más bien un problema de educación distorsionada. Yo puedo entender un odio hacia el invasor, pero hacia todos. Y asumiendo que a uno le odien por haber hecho lo mismo en otros países. Ah, pues no. Stalin bueno, Rusia buena, Francia buena y Alemania mala.

A medida que avanzaba la conversación, estaba más claro que yo sabía más de la historia de su país que ella misma. Eso, claro está, escuece mucho a una persona de su calaña. Ella se centraba en que yo defendía a Hitler y yo me centraba en dar datos objetivos sobre cada líder y cada país a lo largo de la historia. Y cada vez se iba calentando más la conversación. Claro, cuando uno lee libros de la Segunda Guerra mundial, de un bando y de otro; cuando uno ve documentales de todo tipo sobre lo que pasó en ese conflicto; cuando uno visita ciudades (Varsovia) que han sido invadidas por ambos países; cuando uno tiene amplitud de miras. En esos casos, la razón está claramente a favor de ese uno, de ese alguien. Yo aporté cosas, ella solo rezumaba odio hacia los alemanes y, desde hace dos días, hacia mí.

Yo no tengo que defender a Alemania ni a los alemanes, pero creo que hay que ser justos. Los actuales alemanes no pueden pagar por las locuras del país hace 80 años, del mismo modo que los actuales españoles no podemos ni debemos pagar por la colonización de América hace 5 siglos. Hay que vivir el presente, aprender del pasado y preparar un futuro mejor. Todo lo demás es puro atraso.

4 meses de Tinder Gold

Tinder GoldYa son 4 meses de Tinder Gold, ¿y qué valoraciones hago? Pues tiene sus ventajas y sus desventajas. Las desventajas también van con la versión gratuita, así que nada nuevo. Las ventajas son obvias: sabemos a quién le gustamos y podemos cambiar de ciudad/país. Las desventajas son las de siempre: mucho perfil falso o sin uso que nos escribe para no quitarnos las ganas de usar la aplicación.

¿He conocido gente interesante? La verdad es que sí, pero la proporción de gente a la que le gusto con gente que mantiene el contacto es muy baja. Actualmente tengo 307 matches. De esos apenas hablan 2 o 3 y tampoco con regularidad. He sacado algún número de Whatsapp que otro. Solo uno o dos puedo decir que han merecido la pena. La tasa de desaparecidas es muy alta, especialmente en la aplicación. La mayoría de las usuarias que quiere match conmigo usa Tinger Gold: sospechoso. La enorme mayoría no responden a un mensaje inicial de saludo o dejan de responder al segundo o tercer mensaje.

¿Merece la pena pagar casi 170 euros al año? Pues no lo sé, tengo mis dudas. No estoy seguro de que la gente no valga la pena, o de que haya tanto bot/perfil falso que al final es imposible contactar con personas. Me he movido por algunas ciudades y países del mundo gracias a la app. Rusia es una maravilla, llena de mujeres preciosas, desde los 20 hasta los 45 años. Pero apenas escriben. Muchas no responden al primer mensaje. También he probado en Bielorrusia y Ucrania. Más o menos lo mismo que en Rusia.

Luego está Sudamérica. Hay de todo, aunque la calidad del usuario no varía con respecto a otras apps. Por ejemplo, República Dominicana. Tiene chicas preciosas, jóvenes y mayores. Pero no sé qué pasa que al final siempre me terminan pidiendo dinero (a cambio de nada). Tengo que probar en más países sudamericanos, a ver si tengo más suerte. Y luego tengo que ver cómo me funciona estando en un país o ciudad en particular. Hay gente que solo quiere Tinder (o eso dice) para tener encuentros personales.

En España… jajajaja. No sé si decir todo lo que pienso y quedarme a gusto o si contenerme. Pero creo que lo haré de la siguiente manera. Expondré cómo me va en España con esta aplicación. Es mi ubicación actual, lógicamente. Tengo un like cada 3-4 semanas. Yo le doy a algún like cada semana, por probar. Nada de nada. Cambio a Rusia. Por ejemplo, Moscú. En cuestión de minutos ya tengo likes. Cuando tengo muchos y quiero parar, vuelvo a mi ubicación actual (Madrid) y la cosa se calma del todo. Jajajajaja. Patético.

Me ha resultado igual en países sudamericanos. Juzguen pues ustedes mismos. Pero es lamentable. Eso da para otra entrada, sin duda.

Cuando haces pop ya no hay Wallapop

WallapopCuando haces pop ya no hay Wallapop. Suena hasta bien, gracioso diría yo. Pero lo que me ha pasado estos días con la famosa aplicación de compra-venta de artículos de segunda mano no me ha gustado. Para nada.

Resulta que yo tenía 8 cajas de copas de cristal de Bohemia. Y en total había 4 tipos de copas distintas: 3 de vino y 1 de agua. Eso quiere decir que se repetían 4 cajas (x 2 =8). El caso es que me puse a subir de manera independiente cada una de las cajas. ¿Por qué? Porque quería venderlas así, cada caja por un lado. El caso es que llegó un punto en el que no podía crear más fichas. Me llegaron unos correos desde Wallapop diciéndome que el producto estaba duplicado. Obviamente, dos cajas de copas de agua completamente IGUALES. Les escribo a los amigos de Wallapop, muy simpáticos en las descripciones de las actualizaciones de la app, pero no me hacían ni caso.

Hoy, después de varios días esperando y ya habiendo yo resuelto el problema, me han respondido. Sí, lo resolví cambiando tonterías en el título y en la descripción del producto. Por ejemplo, en vez de poner 6, ponía seis… y ya está. Hay que ser bastante obtuso para poner una norma así, pero ellos han creado el sistema. Como decía, me han respondido. Desconozco si una máquina o una persona. Yo diría que lo primero, porque parecían respuestas tipo. Es decir, copiar y pegar o algo parecido.

No me ha gustado eso. Primero la tardanza. Segundo la forma. Pero lo más increíble ha llegado después. Tras quedarme a gusto criticando el sistema de la app, me dicen que las fotos no se pueden duplicar. Ya os digo yo que sí se puede, tengo las fichas ahí mismo para que las vea hasta un miope como yo. Y me han insistido en que las fichas bla bla bla, duplicadas ble ble ble, repetidas bli bli bli. He vuelto a responder, ya de mala manera, y entonces han dado el “problema” por resuelto.

¿Ah sí? ¿Actuáis de manera unilateral? Pues yo también, claro. He ido a valorar la aplicación. Una estrella, porque no puedo poner cero o menos 5. Y un comentario contando, de manera muy educada, lo que me ha pasado. Evidentemente seguiré usando la aplicación porque quiero y necesito vender cosas. Pero me ha parecido muy feo el trato que me han dado. Viven de nosotros. A ver si se dan cuenta.

Twitly, la herramienta para conocer unfollowers

Twitly, la herramienta para conocer unfollowersTwitly, la herramienta para conocer unfollowers que verdaderamente funciona. Y no, nadie me paga por promocionarles, aunque debería pedir comisión por descargas de la aplicación, ¿verdad? Llevaba tiempo buscando algo que realmente funcionara tanto para Instagram como para Twitter. Preferiblemente una aplicación para el teléfono móvil, mucho más cómodo. Y tras muchas pruebas, al final he encontrado la que más me ha gustado.

Soy de esas personas que sigue cuentas por gusto o porque hay que ayudarse mutuamente. No me gusta que alguien se pase de listo/lista. Porque hay personas que me siguen, les sigo y al poco dejan de seguirme. Luego aparecen con 10k seguidores y siguen a 0 personas. ¿Son muy buenos sus contenidos? No, evidentemente. Lo único que hacen es aprovecharse de la bondad de la gente. Y lo mejor que podemos hacer es usar aplicaciones como Twitly.

Se venden como instagram unfollow, pero funcionan también con Twitter. Esa es la primera gran ventaja. A diferencia de otras aplicaciones, Twitly sirve para ambas plataformas. Y lo hace correctamente, porque algunas aplicaciones tardan días en decirnos quién ha dejado de seguirnos. También permite hacer unfollow a esa persona que nos ha dejado de seguir. Sin tener que salir de la propia aplicación (disponible para iOS y Android).

MULTICUENTA

Pues ahí tenéis otra gran ventaja de Twitly, y es que podemos usar varias cuentas al mismo tiempo. En mi caso particular, tengo 2 cuentas de Instagram y 3 de Twitter. No necesito estar logándome y deslogándome cada vez que quiero comprobar una. Pero habrá personas que tengan más cuentas, con lo cual les resultará muy cómodo.