Payasos en Star Wars Battlefront 2

Star Wars Battlefront 2Payasos en Star Wars Battlefront 2. O quizás payasas. O un poco de ambas cosas, quién sabe. Deduzco que es más un juego de ellos que de ellas, pero eso importa poco. Llevo ya año y medio jugando y he visto de todo. Pero lo que me pasó la semana pasada, la primera y espero que la última vez. Y sí, pienso desquitarme a base de menosprecios y palabras groseras. Porque el usuario en cuestión, de quien no cogí el nickname (mea culpa), bien lo merece.

Kashyyyk, el planeta de los wookies, es uno de los escenarios de Asalto Galáctico de Star Wars Battlefront 2. Uno puede ser rebelde, le toca atacar y huir (sic); o puede ser un droide de la Confederación de separatistas. En esa partida, yo estaba en el primer bando. Y como siempre, elegí al soldado de asalto. Porque este es un juego donde uno puede ser vanguardia o retaguardia. Me gusta lo primero, agarro la escopeta y me pongo a correr hacia los disruptores de iones. Llegué al primero, lo cogí y lo disparé. Así dos veces más. Además, tenía la oportunidad de disparar a los MTT y matar algún droide. ¿Eso qué significa? Puntos. ¿Para qué son los puntos? Para muchas cosas, pero esencialmente para aspirar a elegir mejores personajes; es decir, a héroes y villanos, dependiendo del bando.

Rápidamente me puse primero en una partida de 20 contra 20. Es decir, primero de 40. No está mal, ¿verdad? Y rápidamente llegué a 6.000 puntos. Me mataron. Ya podía elegir cualquiera de los personajes. Y elegí a la Princesa Leia, porque tiene grandes virtudes desde largas distancias. Aquí viene el primer palo al anormal español (porque desgraciadamente era español, como yo). Ese cretino debía estar acojonado detrás de alguna caja, arbusto o piedra mientras yo me la jugaba para disparar los disruptores. Ese payaso, típico niñato que teme perder a su especialista (francotirador), no entiende las virtudes y defectos de cada personaje. Ni entiende, imbécil de las narices, que cada persona tiene sus cualidades. En mi caso, la lucha cuerpo a cuerpo NO es una de ellas. En su caso, no hay virtud alguna. Era, es y será un llorón de mierda.

Aclarado esto sobre el anormal, yo seguí haciendo lo que mejor sé hacer. Cogí una distancia prudente y empecé a usar el disparo secundario. Mataba, hería y dañaba. Estaba segundo en puntuación dentro de mi equipo. La partida avanzó y los dos MTT llegaron al final de su recorrido. Empezaba la segunda fase de la misión, defender los turboláseres. Yo me alejé un poco más, hacia la entrada del destructor clase Venator, para seguir defendiendo. Y de repente, un tonto de los cojones de mi equipo se me puso delante a dispararme. Fuego amigo, no me hace daño, pero me molesta porque mis disparos le dan a él. Se pasa así, haciendo el subnormal profundo (lo que es, el pobre desgraciado), como un minuto.

De repente, empieza a escribir en inglés sobre mi personaje. Dice que estoy “campeando”, es decir, que estoy quieto detrás de un sitio, escondido sin hacer nada. Creo que el muy gilipollas me confunde consigo mismo. Veo su nick. Está décimo de mi equipo, yo segundo. Es decir, un mierdecilla que no aporta nada al equipo, quejándose de otro que aporta mucho. Sigue llorando, el muy tonto del ano, diciendo que no hago nada y que con mi nick debo de ser español. Muy bien, mente brillante, ¿tu neurona está bien o se ha quemado? El colmo es cuando dice que yo no estoy aportando nada (insisto, yo segundo, él décimo) y que estoy bloqueando el acceso a héroes.

Es decir, el muy mamón quiere tener un héroe siendo un mal jugador. Ha conseguido, muy tarde, los puntos necesarios para acceder a un héroe y lo quiere tener mientras otros jugamos por y para el equipo. El muy comehuevos se cree mejor que yo yendo 8 puestos por detrás. En ese momento me cabreo, y empiezo a pensar que el chaval en cuestión será un imberbe de 20 años que no ha visto una mujer desnuda en su vida, más allá de los vídeos porno que ve en casa de sus papis. Un chaval al que si me encontrara cara a cara y le levantara la mano en actitud hostil, se haría pipí en los pantalones (suponiendo que no llevara los pañales puestos).

Claro, con ese ambiente, ya sabía yo que la partida estaba perdida. Con cretinos así es difícil que el equipo gane. Perdimos con claridad la fase de los turboláseres. Ya solo quedaba proteger el destructor. Al poco estaban poniendo la primera carga de explosivos. Fui a defenderla mientras el niñato comerrabos seguía llorando. Entre 3 o 4 me mataron. A mí, a la Princesa Leia, segunda en ese momento de la partida. Me despedí de él como merecía, quizás hasta fui demasiado suave, y allí les dejé, perdiendo.

No me lo he vuelto a encontrar, pero me gustaría. Porque así sabría su nick y podría ponerlo aquí. Por el momento, será ANORMAL01 y espero que no haya un 02. Asalto galáctico es un juego de equipo, para que gane el equipo, no para lucimiento personal. Y si tan bueno eres, te pones primero y coges héroes o villanos. Si tan bueno eres, lo mendigas que otro suelte a su héroe o villano para que tú puedas cogerlo. Si tan bueno eres, no estás décimo en ninguna partida. Pero cuando uno es un paquete de mierda, como ANORMAL01, pasan estas cosas. Mientras tanto, mi ejemplo a seguir será siendo AnarchYxNinja. Gracias a él y a sus vídeos he aprendido mucho de los personajes. Por eso soy capaz de quedar primero en Crait, Hoth o Geonosis. Con gente como ANORMAL01 aprendo que el cibermundo también está lleno de cretinos y payasos. Una lástima.

ElTenedor celebra la Insider Week

ElTenedor Insider WeekLa página web de Recetas de cocina Ubago está de promoción. ElTenedor celebra del 28 de marzo al 21 de abril una nueva edición del evento gastronómico más importante del año, la Insider Week.

Se podrán reservar menús degustación de lujo en más de 500 restaurantes de toda España por precios de 25€, 45€, 75€ o 125€.

Además, por cada reserva, ElTenedor donará un euro a la ONG Ayuda en acción para ayudar a que más de 600 niños y niñas cubran sus necesidades de alimentación durante un curso escolar. Así que, además de disfrutar de menús de gran calidad a precios adecuados, podrás ayudar en una buena causa.

Entra en su página web y haz tu reserva. No dejes de disfrutar del evento gastronómico del año.

Tinder y las españolas

Tinder y las españolasTinder y las españolas, qué mundo. Hace ya dos años casi y medio que uso Tinder y unos 4 meses usando la versión Gold. El fracaso nacional es absoluto para mí. Lo que triunfo fuera no lo veo dentro ni de broma. Es como un mal chiste. ¿Las causas? Pueden ser variadas. Que me consideren feo es lo más probable. Como si ellas fuesen bellezas, jajaja. Pero me parece que hay algo más.

Vaya por delante que soy de los que cree que las mujeres valoran el físico tanto como un hombre o más. Aunque luego ellas también tienen muy presente el tema “espiritual” o “sentimental”. El hombre es mucho más físico, sexual. Ellas son aceite y nosotros somos agua. Se pueden juntar pero no mezclar. Se entiende, ¿verdad?

En mi caso, como decía, creo que el tema físico no lo paso para la inmensa mayoría de usuarias españolas. Qué mal por mí, un chico alto, delgado, que hace deporte, no fuma, no bebe, no se droga. Me gusta leer, ver películas, viajar, los animales. Viendo los despojos humanos que hay por ahí como Rafa Mora, es triste ver que ese tipo de hombre está mucho mejor visto y valorado por la mujer española. Sí, doy fe.

Luego está el tema personal. Yo al principio hacía una breve descripción de mi personalidad. Cero likes. Intenté mejorar la descripción. Cero likes. Intenté ser más gracioso. Cero likes. Intenté poner mejores fotos de mi cara. Cero likes. Tengo claro que de tener tableta de chocolate y poner fotos mías en la playa, tendría muchos likes. El verano pasado, de repente, tuve 2-3 likes de chicas agradables. Pero había algo raro en aquellas conversaciones. Todo era “jajajajaja” por su parte. A ver, soy gracioso pero no tanto. Y de repente, todas desaparecieron sin dejar rastro. Es decir, bots. Se puede entablar una conversación medianamente normal pero poco más. Ahí se acabó mi éxito español. Luego llegó noviembre, viaje a Bahamas, activación de Tinder en Bahamas y… ¡éxito! Al poco tenía 3-4 likes, más que en España en 2 años. Lo dicho, patético.

Es ahí cuando decido activar Tinder Gold hace 4 meses. Y veo que hay gente a la que le gusto. Actualizo mi descripción y la escribo también en inglés. No tendré tableta de chocolate ni seré guapo pero hablo dos idiomas. Voy a República Dominicana. Y también tengo éxito, ¡vaya! Sin embargo algunas tardan semanas en responder y para entonces ya estoy de vuelta en España. Aquí veo perfiles como el de la imagen. Y es que eso es, desgraciadamente, lo habitual.

Merece la pena leerlo y echarse unas risas. Ella exige, en cierto modo, una altura mínima. Yo le podría exigir un busto mínimo. Claro, yo sería un cerdo machista; ella sería una mujer con clase y con buen gusto. Pero lo que me parece de traca es lo siguiente: “con ideas claras, que sepan lo que quieren”. Yo tengo mis ideas muy claras y sé lo que quiero. Sin embargo, bonita, es muy diferente de lo que quieres tú. Y no por eso soy peor que tú. “Con ganas de conocer a alguien de verdad”. ¿Cómo es eso? ¿Los que no queremos lo mismo que ella somos de mentira? Como decía antes, ¿somos peores? “Mucha gente confunde la finalidad de esta aplicación”. Pues sí, la primera es ella. Las aplicaciones como Tinder son para conocer gente, y luego sucederá lo que tenga que suceder. No es obligatorio usar Tinder para tener pareja, digo yo.

Claro, que luego veo su canción de culto y me dan ganas de vomitar. Y ese es, desgraciadamente, el nivel de la inmensa mayoría de usuarias de España. Recuerden que luego, oh sorpresa, los malos de la película somos los hombres. Yo tengo otras teorías.

Cuando haces pop ya no hay Wallapop

WallapopCuando haces pop ya no hay Wallapop. Suena hasta bien, gracioso diría yo. Pero lo que me ha pasado estos días con la famosa aplicación de compra-venta de artículos de segunda mano no me ha gustado. Para nada.

Resulta que yo tenía 8 cajas de copas de cristal de Bohemia. Y en total había 4 tipos de copas distintas: 3 de vino y 1 de agua. Eso quiere decir que se repetían 4 cajas (x 2 =8). El caso es que me puse a subir de manera independiente cada una de las cajas. ¿Por qué? Porque quería venderlas así, cada caja por un lado. El caso es que llegó un punto en el que no podía crear más fichas. Me llegaron unos correos desde Wallapop diciéndome que el producto estaba duplicado. Obviamente, dos cajas de copas de agua completamente IGUALES. Les escribo a los amigos de Wallapop, muy simpáticos en las descripciones de las actualizaciones de la app, pero no me hacían ni caso.

Hoy, después de varios días esperando y ya habiendo yo resuelto el problema, me han respondido. Sí, lo resolví cambiando tonterías en el título y en la descripción del producto. Por ejemplo, en vez de poner 6, ponía seis… y ya está. Hay que ser bastante obtuso para poner una norma así, pero ellos han creado el sistema. Como decía, me han respondido. Desconozco si una máquina o una persona. Yo diría que lo primero, porque parecían respuestas tipo. Es decir, copiar y pegar o algo parecido.

No me ha gustado eso. Primero la tardanza. Segundo la forma. Pero lo más increíble ha llegado después. Tras quedarme a gusto criticando el sistema de la app, me dicen que las fotos no se pueden duplicar. Ya os digo yo que sí se puede, tengo las fichas ahí mismo para que las vea hasta un miope como yo. Y me han insistido en que las fichas bla bla bla, duplicadas ble ble ble, repetidas bli bli bli. He vuelto a responder, ya de mala manera, y entonces han dado el “problema” por resuelto.

¿Ah sí? ¿Actuáis de manera unilateral? Pues yo también, claro. He ido a valorar la aplicación. Una estrella, porque no puedo poner cero o menos 5. Y un comentario contando, de manera muy educada, lo que me ha pasado. Evidentemente seguiré usando la aplicación porque quiero y necesito vender cosas. Pero me ha parecido muy feo el trato que me han dado. Viven de nosotros. A ver si se dan cuenta.

Twitly, la herramienta para conocer unfollowers

Twitly, la herramienta para conocer unfollowersTwitly, la herramienta para conocer unfollowers que verdaderamente funciona. Y no, nadie me paga por promocionarles, aunque debería pedir comisión por descargas de la aplicación, ¿verdad? Llevaba tiempo buscando algo que realmente funcionara tanto para Instagram como para Twitter. Preferiblemente una aplicación para el teléfono móvil, mucho más cómodo. Y tras muchas pruebas, al final he encontrado la que más me ha gustado.

Soy de esas personas que sigue cuentas por gusto o porque hay que ayudarse mutuamente. No me gusta que alguien se pase de listo/lista. Porque hay personas que me siguen, les sigo y al poco dejan de seguirme. Luego aparecen con 10k seguidores y siguen a 0 personas. ¿Son muy buenos sus contenidos? No, evidentemente. Lo único que hacen es aprovecharse de la bondad de la gente. Y lo mejor que podemos hacer es usar aplicaciones como Twitly.

Se venden como instagram unfollow, pero funcionan también con Twitter. Esa es la primera gran ventaja. A diferencia de otras aplicaciones, Twitly sirve para ambas plataformas. Y lo hace correctamente, porque algunas aplicaciones tardan días en decirnos quién ha dejado de seguirnos. También permite hacer unfollow a esa persona que nos ha dejado de seguir. Sin tener que salir de la propia aplicación (disponible para iOS y Android).

MULTICUENTA

Pues ahí tenéis otra gran ventaja de Twitly, y es que podemos usar varias cuentas al mismo tiempo. En mi caso particular, tengo 2 cuentas de Instagram y 3 de Twitter. No necesito estar logándome y deslogándome cada vez que quiero comprobar una. Pero habrá personas que tengan más cuentas, con lo cual les resultará muy cómodo.

Tinder no me ofrece más perfiles

Tinder no me ofrece más perfiles. Eso me genera ciertas dudas sobre el funcionamiento de la famosa aplicación de citas. Tengo puesto en ajustes los rangos de edad más amplios, desde 18 a +55 y hasta 40 kms de alcance. Es decir, debería haber miles y miles y miles de perfiles de chicas/mujeres. Sin embargo, tras pasar unos 20, me sale lo siguiente:

Esto da una mayor sensación de inseguridad a la hora de pagar por Tinder Gold. Si a las primeras de cambio me quedo sin perfiles con los que interactuar, mal asunto. Quizás se trate de una invitación tácita para pagar y poder explorar otras regiones del mundo. El techo máximo de kms de alcance es de 160. Yo estoy en Madrid, así que ni siquiera llego a ciudades cercanas como Zaragoza o Valencia.

Es evidente que me interesa conocer chicas/mujeres de otros países. Pero no me gustaría sentirme empujado a ello. Solo en el área metropolitana de Madrid hay 6 millones de personas. Supongamos que la mitad son mujeres. De ahí, entre 18 y 99 puede haber 2 millones largos de chicas/mujeres. Muchas estarán casadas o con novio, y otras vendrán del extranjero a pasar unos días. Debería haber unas cuantas decenas de miles de perfiles solo en esta zona y con esos rangos de edad.

Me mosqueo. Sigo pensando si pagar o no. Quizás me lance, quizás no. De momento voy a seguir intentando averiguar quién le dio like a mi perfil hace ya unos días.

El último like en Tinder quería encontrar a su media naranja

Resulta que el último like en Tinder quería encontrar a su media naranja. Y obviamente he tenido que darle a la X de “No, gracias”. Siguiendo el post anterior, donde comentaba que Tinder apesta a bots, he llegado hasta el perfil de la mujer (ya en la cuarentena) que había sentido atracción hacia mí. Evidentemente no voy a dar datos de su perfil. Y mucho menos voy a poner su foto. Sí comento su edad y su deseo de encontrar lo que ella considera la felicidad.

¿Y qué ha pasado después? Que había otro like en cola. ¡Será posible! Y no doy con la chica en cuestión, porque aparentemente tiene gafas de sol, pero nada. Y me pico y sigo buscando pero no doy con ella. Y me pico y pienso si debo pagar por usar Tinder Gold. Al final creo que terminaré por morder el anzuelo y pagaré. Pero tengo claro que dejaré mis impresiones en este antiguo blog.

Por el momento trataré de ir dando al NO a todas hasta que vea un perfil parecido a la imagen pixelada del like. El caso es que también parece estar abrazando algo, posiblemente un perro, y parece estar en una playa. Entretenido es, de eso no cabe duda.

De todas formas, aclararé una última cosa. Si termino pasándome al Gold será por la posibilidad de eliminar el límite geográfico. Tengo en mente viajar el año que viene y creo que puede ser una gran idea. Siempre y cuando no me encuentre todo bots.