Tinder y las españolas

Tinder y las españolasTinder y las españolas, qué mundo. Hace ya dos años casi y medio que uso Tinder y unos 4 meses usando la versión Gold. El fracaso nacional es absoluto para mí. Lo que triunfo fuera no lo veo dentro ni de broma. Es como un mal chiste. ¿Las causas? Pueden ser variadas. Que me consideren feo es lo más probable. Como si ellas fuesen bellezas, jajaja. Pero me parece que hay algo más.

Vaya por delante que soy de los que cree que las mujeres valoran el físico tanto como un hombre o más. Aunque luego ellas también tienen muy presente el tema “espiritual” o “sentimental”. El hombre es mucho más físico, sexual. Ellas son aceite y nosotros somos agua. Se pueden juntar pero no mezclar. Se entiende, ¿verdad?

En mi caso, como decía, creo que el tema físico no lo paso para la inmensa mayoría de usuarias españolas. Qué mal por mí, un chico alto, delgado, que hace deporte, no fuma, no bebe, no se droga. Me gusta leer, ver películas, viajar, los animales. Viendo los despojos humanos que hay por ahí como Rafa Mora, es triste ver que ese tipo de hombre está mucho mejor visto y valorado por la mujer española. Sí, doy fe.

Luego está el tema personal. Yo al principio hacía una breve descripción de mi personalidad. Cero likes. Intenté mejorar la descripción. Cero likes. Intenté ser más gracioso. Cero likes. Intenté poner mejores fotos de mi cara. Cero likes. Tengo claro que de tener tableta de chocolate y poner fotos mías en la playa, tendría muchos likes. El verano pasado, de repente, tuve 2-3 likes de chicas agradables. Pero había algo raro en aquellas conversaciones. Todo era “jajajajaja” por su parte. A ver, soy gracioso pero no tanto. Y de repente, todas desaparecieron sin dejar rastro. Es decir, bots. Se puede entablar una conversación medianamente normal pero poco más. Ahí se acabó mi éxito español. Luego llegó noviembre, viaje a Bahamas, activación de Tinder en Bahamas y… ¡éxito! Al poco tenía 3-4 likes, más que en España en 2 años. Lo dicho, patético.

Es ahí cuando decido activar Tinder Gold hace 4 meses. Y veo que hay gente a la que le gusto. Actualizo mi descripción y la escribo también en inglés. No tendré tableta de chocolate ni seré guapo pero hablo dos idiomas. Voy a República Dominicana. Y también tengo éxito, ¡vaya! Sin embargo algunas tardan semanas en responder y para entonces ya estoy de vuelta en España. Aquí veo perfiles como el de la imagen. Y es que eso es, desgraciadamente, lo habitual.

Merece la pena leerlo y echarse unas risas. Ella exige, en cierto modo, una altura mínima. Yo le podría exigir un busto mínimo. Claro, yo sería un cerdo machista; ella sería una mujer con clase y con buen gusto. Pero lo que me parece de traca es lo siguiente: “con ideas claras, que sepan lo que quieren”. Yo tengo mis ideas muy claras y sé lo que quiero. Sin embargo, bonita, es muy diferente de lo que quieres tú. Y no por eso soy peor que tú. “Con ganas de conocer a alguien de verdad”. ¿Cómo es eso? ¿Los que no queremos lo mismo que ella somos de mentira? Como decía antes, ¿somos peores? “Mucha gente confunde la finalidad de esta aplicación”. Pues sí, la primera es ella. Las aplicaciones como Tinder son para conocer gente, y luego sucederá lo que tenga que suceder. No es obligatorio usar Tinder para tener pareja, digo yo.

Claro, que luego veo su canción de culto y me dan ganas de vomitar. Y ese es, desgraciadamente, el nivel de la inmensa mayoría de usuarias de España. Recuerden que luego, oh sorpresa, los malos de la película somos los hombres. Yo tengo otras teorías.

4 meses de Tinder Gold

Tinder GoldYa son 4 meses de Tinder Gold, ¿y qué valoraciones hago? Pues tiene sus ventajas y sus desventajas. Las desventajas también van con la versión gratuita, así que nada nuevo. Las ventajas son obvias: sabemos a quién le gustamos y podemos cambiar de ciudad/país. Las desventajas son las de siempre: mucho perfil falso o sin uso que nos escribe para no quitarnos las ganas de usar la aplicación.

¿He conocido gente interesante? La verdad es que sí, pero la proporción de gente a la que le gusto con gente que mantiene el contacto es muy baja. Actualmente tengo 307 matches. De esos apenas hablan 2 o 3 y tampoco con regularidad. He sacado algún número de Whatsapp que otro. Solo uno o dos puedo decir que han merecido la pena. La tasa de desaparecidas es muy alta, especialmente en la aplicación. La mayoría de las usuarias que quiere match conmigo usa Tinger Gold: sospechoso. La enorme mayoría no responden a un mensaje inicial de saludo o dejan de responder al segundo o tercer mensaje.

¿Merece la pena pagar casi 170 euros al año? Pues no lo sé, tengo mis dudas. No estoy seguro de que la gente no valga la pena, o de que haya tanto bot/perfil falso que al final es imposible contactar con personas. Me he movido por algunas ciudades y países del mundo gracias a la app. Rusia es una maravilla, llena de mujeres preciosas, desde los 20 hasta los 45 años. Pero apenas escriben. Muchas no responden al primer mensaje. También he probado en Bielorrusia y Ucrania. Más o menos lo mismo que en Rusia.

Luego está Sudamérica. Hay de todo, aunque la calidad del usuario no varía con respecto a otras apps. Por ejemplo, República Dominicana. Tiene chicas preciosas, jóvenes y mayores. Pero no sé qué pasa que al final siempre me terminan pidiendo dinero (a cambio de nada). Tengo que probar en más países sudamericanos, a ver si tengo más suerte. Y luego tengo que ver cómo me funciona estando en un país o ciudad en particular. Hay gente que solo quiere Tinder (o eso dice) para tener encuentros personales.

En España… jajajaja. No sé si decir todo lo que pienso y quedarme a gusto o si contenerme. Pero creo que lo haré de la siguiente manera. Expondré cómo me va en España con esta aplicación. Es mi ubicación actual, lógicamente. Tengo un like cada 3-4 semanas. Yo le doy a algún like cada semana, por probar. Nada de nada. Cambio a Rusia. Por ejemplo, Moscú. En cuestión de minutos ya tengo likes. Cuando tengo muchos y quiero parar, vuelvo a mi ubicación actual (Madrid) y la cosa se calma del todo. Jajajajaja. Patético.

Me ha resultado igual en países sudamericanos. Juzguen pues ustedes mismos. Pero es lamentable. Eso da para otra entrada, sin duda.

Cuando haces pop ya no hay Wallapop

WallapopCuando haces pop ya no hay Wallapop. Suena hasta bien, gracioso diría yo. Pero lo que me ha pasado estos días con la famosa aplicación de compra-venta de artículos de segunda mano no me ha gustado. Para nada.

Resulta que yo tenía 8 cajas de copas de cristal de Bohemia. Y en total había 4 tipos de copas distintas: 3 de vino y 1 de agua. Eso quiere decir que se repetían 4 cajas (x 2 =8). El caso es que me puse a subir de manera independiente cada una de las cajas. ¿Por qué? Porque quería venderlas así, cada caja por un lado. El caso es que llegó un punto en el que no podía crear más fichas. Me llegaron unos correos desde Wallapop diciéndome que el producto estaba duplicado. Obviamente, dos cajas de copas de agua completamente IGUALES. Les escribo a los amigos de Wallapop, muy simpáticos en las descripciones de las actualizaciones de la app, pero no me hacían ni caso.

Hoy, después de varios días esperando y ya habiendo yo resuelto el problema, me han respondido. Sí, lo resolví cambiando tonterías en el título y en la descripción del producto. Por ejemplo, en vez de poner 6, ponía seis… y ya está. Hay que ser bastante obtuso para poner una norma así, pero ellos han creado el sistema. Como decía, me han respondido. Desconozco si una máquina o una persona. Yo diría que lo primero, porque parecían respuestas tipo. Es decir, copiar y pegar o algo parecido.

No me ha gustado eso. Primero la tardanza. Segundo la forma. Pero lo más increíble ha llegado después. Tras quedarme a gusto criticando el sistema de la app, me dicen que las fotos no se pueden duplicar. Ya os digo yo que sí se puede, tengo las fichas ahí mismo para que las vea hasta un miope como yo. Y me han insistido en que las fichas bla bla bla, duplicadas ble ble ble, repetidas bli bli bli. He vuelto a responder, ya de mala manera, y entonces han dado el “problema” por resuelto.

¿Ah sí? ¿Actuáis de manera unilateral? Pues yo también, claro. He ido a valorar la aplicación. Una estrella, porque no puedo poner cero o menos 5. Y un comentario contando, de manera muy educada, lo que me ha pasado. Evidentemente seguiré usando la aplicación porque quiero y necesito vender cosas. Pero me ha parecido muy feo el trato que me han dado. Viven de nosotros. A ver si se dan cuenta.