Blanca Suárez se apunta a la moda del Photoshop

Hace ya un tiempo publiqué en este mismo blog una entrada en la que aparecía la actriz española Blanca Suárez con una tripita que nada tenía que ver con un posible embarazo, sino más bien con una acumulación de grasa abdominal. Aquéllo no me pareció criticable, no todos debemos tener un cuerpo de 10 para salir a la calle o ir a la playa, pero cuando hacemos una campaña publicitaria para una línea de bikinis de Women’s Secret, quizás la cosa cambie.

Blanca Suárez no es modelo, luego sus posibles defectos físicos, esa grasa acumulada aquí o allá, se puede perdonar. Lo que no es coherente es que, tras la sesión fotográfica, se decida, aún no se sabe si de mutuo acuerdo por ambas partes (actriz y empresa), retocar las fotos usando Photoshop para adelgazar las piernas, reducir la cadera y aumentar los senos.

Blanca Suárez, sin y con Photoshop

Parece que hasta le han definido más la zona abdominal, cuando está claro que la chica está lejos de tener siquiera las formas de la tableta de chocolate. Es una pena que la imagen sacada del vídeo promocional “Boat movie” no sea más nítida, porque quizás nos quedarían más claros otros aspectos retocados, pero salta a la vista que la chica de la foto de la izquierda dista bastante del modelo original, en la foto de la derecha.

Es una pena que se hagan estas cosas, pero sobre todo lo lamentable es que no se advierta del retoque. Recordemos que, en este caso, muchas mujeres intentan seguir o copiar unos cánones de belleza marcados, también en este caso, por la actriz española en la campaña publicitaria. Una chica con un cuerpo similar al de Blanca Suárez quedaría frustrada delante del espejo al probarse el mismo bikini y ver que el resultado final poco tendría que ver con la fotografía usada para vender el producto. Una lástima.

Anuncios

Famosas mal vestidas: Macarena Gómez

La actriz de ‘La que se avecina’ no destaca por su buen gusto a la hora de vestir. En la foto de abajo parece que ha elegido un vestido hecho por mi abuela pero al que le ha recortado la parte del escote para enseñarnos hasta el ombligo.

Macarena Gómez

Además, viendo hace poco la película de ‘Cazafantasmas’ no podía dejar de encontrarle cierto parecido con Gozer el gozeriano…

Gozer el gozeriano

Hiba Abouk sin bragas

Me cuesta entender que nadie vaya por ahí sin ropa interior, pero más me cuesta entenderlo cuando se trata de alguien famosa (más por ser la novia de quién es que por méritos propios), cuando se trata de un acto público y cuando se lleva un vestido con falda corta. Supongo que no le produce ningún tipo de problema que luego esa foto se publique en varias revistas y sea la comidilla de muchas personas, porque estas cosas que yo pienso sobre la ropa interior y los inconvenientes de no llevarla puesta en este tipo de situaciones ya las habrá sopesado ella, aunque quizás imagino demasiadas cosas. Quizás es que el sueldo no le da para bragas…

Hiba Abouk

Famosas feas: Jennifer Love Hewitt (segunda parte)

Yo no tengo claro lo de esta mujer. Resulta que Jennifer Love Hewitt sale en una serie de televisión y todo el mundo se enamora de ella. Aparece en cualquier acto público y sucede más o menos lo mismo. Pero en cuanto aparece en algún momento de su vida privada, todo el encanto desaparece. Dicen que es mal de amores, y yo puedo entender que eso te quite un poco el sueño y alguna cosa así, pero por favor… dentro de poco podrá hacer de fantasma en su serie ‘Entre fantasmas’ y lo peor de todo es que no necesitará ningún tipo de maquillaje para interpretar el papel.

Jennifer Love Hewitt

Famosas mal vestidas: Serena Williams

Sí, lo sé, parece un travestido pero no lo es. Se trata de la tenista Serena Williams, que no contenta con tener un cuerpo poco femenino (solo hay que ver esos brazos), ha decidido ponerse un vestido sencillamente horroroso, algo parecido a un saco de patatas de color gris que le permite lucir sus jamones. En fin, que no hay por dónde coger a Serena ni al vestido, todo el conjunto da miedo.

Serena Williams

La sonrisa de Lindsay Lohan

Está claro que la fama no siempre trae cosas buenas. Entre otras cosas malas, suele siempre haber una nube de fotógrafos/paparazzi alrededor del personaje en cuestión que retratan cualquier cosa. Si, además de eso, el famoso tiene malos hábitos, como fumar o cosas peores, las fotos tendrán resultados aún más negativos. En el caso de Lindsay Lohan, que tantas entradas tiene en mi blog, casi cualquier fotografía es negativa si antes no ha pasado por Photoshop. En este caso, alguien se ha fijado en los dientes de la actriz americana y en el grave deterioro que han sufrido en los últimos meses. La sonrisa de antaño, blanca y radiante, se ha convertido en amarillenta y llena de manchas. Nada que no se pueda arreglar con unas buenas fundas de porcelana, pero estar así sin haber llegado a los 30 años es realmente triste.

Lindsay Lohan

Famosas mal vestidas: Jodie Foster

La verdad es que esta foto, la primera vez que la vi, me causó una gran carcajada. Pero es que cada vez que la veo me sigue produciendo la misma reacción. No es solo el vestido, que de por sí parece feo, sino la postura tan poco… femenina y profesional. Es posible que ese mismo vestido, si lo llevase Miranda Kerr, por poner un ejemplo, fuese medianamente potable, pero es que la pose de Jodie Foster es terrible. Y a su edad no sé si eso se puede corregir, con la cantidad de actos públicos que habrá vivido esta mujer.

Jodie Foster