Famosas gordas: Chloe Sevigny

Parece ser que algunas no tienen problema en enseñar triponcio cervecero a todo el mundo, y ese ha sido el caso de Chloe Sevigny, que aparece en bikini junto a una piscina cualquiera enseñando una barriga que podría parecer de embarazo pero que, según ratifican las revistas, no tiene que ver con el tema. Vamos, que no está encinta, embarazada. Esta foto me ha recordado a una de Britney Spears en la que aparece caminando y le hacen una foto de perfil, con un bulto prominente entre las dos partes del bikini y que tampoco tenía nada que ver con un embarazo, como el tiempo ha demostrado. En fin, creo que no debo avergonzarme nunca más de mi cuerpo.

Chloe Sevigny

Anuncios

Famosas gordas: Jennifer Love Hewitt (no mejora)

La verdad es que lo de Jennifer Love Hewitt es un caso curioso. Tiene una cara preciosa, delgadita y bien mona, al menos cuando va maquillada, porque sin maquillaje ya sabemos que todas las famosas pierden mucho. Pero aún así, está claro que de cara está delgada. Bajamos y vemos un cuello normal, un vestido bastante feo, unos pechos bastante generosos y unos brazos medianamente normales. El problema es cuando sobrepasamos la cintura y nos encontramos con unas piernas enormes, llenas de grasa, celulitis, gordura, kilos de sobra, cartucheras, pistoleras… Es decir, tiene unas piernas que desentonan mucho con el resto del cuerpo y la hacen parecer lo que no es: una chica gorda y fea. Yo creo que necesita dieta y deporte, aunque a lo mejor es un caso perdido con tan solo 32 años.

Jennifer Love Hewitt

Famosas gordas: Jennifer Love Hewitt

La verdad es que nunca pensé que Jennifer Love Hewitt me fuera a dar tanto juego. Pero es que viendo sus fotos resulta imposible que no lo dé, porque viste fatal, porque sin maquillar pierde muchísimo encanto físico y porque encima tiene una facilidad para el sobrepeso que sorprende en exceso. En este caso llama la atención no solo su gordura, algo patente a nivel abdominal y de cartucheras-pistoleras, sino que también asusta su traje de baño y los cascos para escuchar música que lleva como complemento. En fin, qué lástima llegar así a los 32 años y siendo quién es. Está claro que cualquiera que la viese así por la calle no dudaría en cambiarse de acera, por lo que pueda suceder.

Jennifer Love Hewitt

Jennifer Love Hewitt dando un susto al miedo en la vida real.

Jennifer Love Hewitt

Jennifer Love Hewitt enamorando al personal con su sonrisa y otros elementos.

Famosas gordas: Kim Kardashian y su culo

La verdad es que la foto me hace dudar sobre la veracidad del tamaño de su trasero. Está claro que Kim Kardashian tiene un culo como una mesa camilla, hay miles de fotos que corroboran este extremo, pero lo de esta ocasión me hace dudar. Viendo la imagen detenidamente parece que se ha metido un jersey en cada nalga, como para abultar más de lo que ya de por sí abulta cada glúteo. Es tremendamente exagerado, y es que la chica no está gorda, y cuando veo una foto suya tomada desde delante, pues no parece que vaya a tener un culo más grande que la orca Willy. Quizás lo hace a propósito para que alguien tenga algo de qué hablar, ya que de su trabajo es imposible decir nada y su vida privada parece sumamente aburrida, porque se va a casar, y eso lo deja todo en un tostón increíble.

Kim Kardashian

Elisabetta Gregoraci y Flavio Briatore: la bella y la bestia

Se oye una canción… que hace suspirar… Pues sí, no hay mejor forma de empezar esta entrada que tarareando la canción de la famosa película de Disney “La bella y la bestia”. Viendo la foto, está claro quién es la bella (Elisabetta Gregoraci, de 31 años) y la bestia (Flavio Briatore, de 61 años). Está claro que el amor no entiende ni de edades ni de físicos, pues solo viéndoles me entra la risa. Ella representa la delgadez, el cuerpo fino, el cuerpo trabajado, unos buenos abdominales, un trasero bien formado, sin apenas un gramo de grasa. Él representa todo lo contrario, un cuerpo gordo, inflado, flácido, obeso, grasiento, arrugado, descuidado, feo… Está claro que solo hay dos opciones para que esta relación haya llegado a buen puerto: él es una maravillosa persona (lo dudo) o ella está enamorada de la cuenta corriente de él. Así, ambos obtienen lo que quieren: él tiene una pareja joven y de buen ver y ella tiene todos los lujos de una persona rica sin serlo y sin haber trabajado (trabajado de verdad, no hablo de ese otro tipo de trabajo) para ello.

Yo me pongo en el lugar de ella, pues apenas tengo un par de años más, y cambiando el sexo puesto que soy un hombre, y tengo muy claro que nunca tendría una relación con una mujer 30 años mayor que yo porque no tendría nada en común con ella y porque su físico no me iba a gustar, y aunque muchas mujeres digan que miran el espíritu y no el físico, ya sabemos todos cómo funciona realmente esto. De hecho, me vienen a la mente dos casos bien famosos, uno muy reciente y otro no tanto. El primero es el de la conejita de Playboy que se iba a casar con su octogenario dueño, boda que terminó por no llevarse a la práctica porque ella se echó atrás en el último momento. Así ha obtenido una fama que seguramente la sacará de pobre para el resto de su vida sin tener que enseñar las domingas más de lo necesario y ahora podrá dedicarse a tener una pareja de su edad (andaba por los 25 años), que es la edad que tenía su amante. El otro caso es el que tuvo como protagonista a la también conejita de Playboy Anna Nicole Smith, que después de una breve relación con un rico empresario de 90 años decidió casarse con él. Al poco tiempo, el viejo murió (ley de vida) y ella pasó a heredar una fortuna de varios millones de dólares. Luego ella murió y todo pasó a su hijo menor de edad.

Historias rocambolescas que no hacen sino poner de relieve lo asquerosa que puede llegar a ser una persona con tal de tener una vida llena de riquezas materiales. Al final resultará que la arruga es bella.

Elisabetta Gregoraci y Flavio Briatore

Famosas gordas: Blanca Suárez

Si hace poco metía a esta chica en la categoría de famosas feas por una foto en la que se veía su cara sin maquillaje, posiblemente recién salida de la cama, esta vez la meto en la categoría de famosas gordas por la tripa que luce en bikini. No es que su cara nos permita decir que sale tan guapa como cuando se maquilla hasta los lóbulos de las orejas, pero he preferido centrarme en la barriga que sobresale por encima de la parte baja del bikini. Quién sabe, quizás su noviete la ha dejado embarazada, pero me parece a mí que nada tiene que ver con eso. Sencillamente creo que algunas llegan tarde a la operación bikini o bien confunden el concepto de la misma, que es perder peso y no ganarlo de cara al verano, que es cuando hay que lucir cuerpo en traje de baño. Otra famosa más que debería pisar el gimnasio, junto a Ana de Armas harían temblar los cimientos del Abasota.

Blanca Suárez

Famosas gordas: Lindsey Lohan

Hace poco comentaba yo una foto en la que salía Lindsay Lohan con el mismo bikini, saliendo del agua, pero la toma era frontal y no lateral. Claro, ahora que vemos la toma lateral con traje de baño, mi opinión sobre el buen cuerpo de la chica cambia radicalmente. Porque esa tripa cervecera no se aprecia por delante pero de lado es imposible que no llame la atención. Vamos, que le sobran unos cuantos kilos aunque solo sea en esa parte redondeada de su cuerpo. Ahora que lo pienso, me resulta curioso que la curva de la felicidad se asocie exclusivamente a los hombres, cada vez veo más ejemplos femeninos.

Lindsay Lohan