Famosos gordos: Edward Norton

La verdad es que yo no me habría imaginado nunca a Edward Norton con esa tripita, sobre todo recordando aquella película que protagonizó hace ya unos años: American History X. Pero bueno, han pasado 13 años y está claro que algún lujo que otro se ha dado, no sé si en forma de cerveza o de comidas con mucha grasa. En cualquier caso, alguien como él no debería tener problema en contratar a un entrenador personal y dejarse esa barriga como una tableta de chocolate en poco tiempo.

Edward Norton

Famosos gordos: Jesús Vázquez

A ver, no es que Jesús Vázquez esté muy gordo ni inflado, pero parece que ha decidido dejar de cuidarse tanto como antaño y eso se nota. A pesar de que sigue conservando buenos músculos en general, la tripa le está creciendo y eso se nota incluso a la hora de hacer un poco de buceo. Hace unos años habría sido imposible verle así, pero si cree que el gimnasio ya no está hecho para él y prefiere alimentarse solo a base de soja, se quedará como Danny DeVito en poco tiempo.

Jesús Vázquez

Famosos gordos: Danny DeVito

Creo que lo más llamativo de la foto de Danny DeVito es su gordura, se ha convertido en un auténtico boliche humano, verdaderamente gordo y seboso. Aunque tampoco creo que podamos dejar de lado el pelo teñido de rubio platino y la camisa estilo… estilo… no sé si tiene estilo. De hecho, me recuerda a las que llevaba el famoso Parker Lewis, de la serie de televisión, que siempre destacaba por llevar unas camisas bastante llamativas.

Danny DeVito

Famosos gordos: Ronaldo Nazario

La verdad es que aún cuando jugaba al fútbol ya se le notaba cierto sobrepeso, causado según parece por un problema en las tiroides, y ahora que definitivamente ha dejado la práctica del fútbol profesional, ha engordado lo que no estaba escrito y más. Se le nota a simple vista, y es un escándalo cómo se ha inflado la tripa. En fin, que tal vez no se pueda corregir y ya está, lo importante es que él sea feliz comiendo y comiendo.

Ronaldo Nazario

Famosos gordos: Matt Damon

Está claro que pasar por las manos de Penélope Cruz ayuda a aumentar las grasas corporales hasta niveles exagerados. En este caso tenemos al famoso actor norteamericano con un exceso de peso bastante palpable. Además, su moreno de obra no ayuda lo más mínimo a embellecer la imagen, pues podemos ver que tiene la cara, los antebrazos y el cuello morenos pero el resto del cuerpo está del color del bañador. A ver si se apunta a un gimnasio y vuelve a ser el de antes.

Matt Damon