Heidi Klum en topless

Reconozco que hace 15 años habría matado por ver unas fotos así, la famosa modelo Heidi Klum en topless, enseñando sus pechos a todo el mundo. Pero algo me dice que hace 15 años esta mujer no habría hecho lo que hace ahora en verano, porque antes había mucho que enseñar y ahora… no. Hace 15 años había dos pechos preciosos, robustos y llenos de energía, y ahora hay dos pellejos vacíos y tristes, y lo que es peor, que también entristecen. Sí, ya, esta mujer ha estado embarazada muchas veces y eso pasa factura, pero no por ello me deja de parecer triste que se haya quedado más desinflada que un globo de feria sin gas. Tanto churumbel haciendo uso de las mamas, sin hacer mención al uso que haya hecho su marido, pues ha dado como resultado el topless más insulso del verano. Me quedo con la Esteban y sus implantes.

Heidi Klum en topless

Famosas feas: Heidi Klum (en bikini)

Me duele casi tanto como la primera vez que escribí sobre Heidi Klum, pero es que no puedo evitar meterla en la categoría de feas. Incluso, apurando un poco más, podría decir que se ha desfigurado. Está claro que el paso de la edad juega para todo el mundo, pero es que esta mujer ha sufrido los efectos de 4 embarazos, si las cuentas no me fallan. No solo es el hecho de que los hombros los lleve a la altura de los codos, sino que sus pechos se han consumido. De ser una supermodelo a ser un superespárrago plano como una tabla de planchar. Digo yo que compensará tener tantos hijos, pero echando la vista atrás, a mí no me compensaría lo más mínimo.

Heidi Klum

Heidi Klum en una foto reciente.

Heidi Klum

Heidi Klum cuando era una mujer de verdad.

Como diría la canción… ¿dónde están tus pechos matarile-rile-rile?

Famosas mal vestidas: Heidi Klum (no aprende)

Pues sí, parece que la modelo Heidi Klum no aprende. Si hace poco publicaban una foto en la que la chica salía con el pelo como si se lo hubiese lamido una vaca y con un vestido en forma de paso de peatones, hoy la tenemos disfrazada de ser interestelar. No tenemos claro quién será el estilista de la modelo, si es que lo tiene, pero sea ella quien elija los vestidos (o disfraces), sea su estilista, alguien carece del gusto básico para vestirse en cualquier tipo de evento. Está claro que con el micrófono pegado a la mejilla se trataría de alguna presentación en algún tipo de show, es decir, estaba en algún acto público y no tuvo mejor idea que embutirse ese vestido tan horrorosamente feo. Mañana debería presentar la gala de los Oscar disfrazada de Bob Esponja, para mejorar lo visto hasta ahora en su ropero.

Heidi Klum

Famosas feas: Heidi Klum

Uno de mis muchos amores platónicos ha dejado de serlo desde hace unos años. Sin duda alguna, el hecho de dedicarse a ser madre de familia ha sido uno de los motivos, pero viendo últimamente cómo viste y cómo se arregla, creo que esos van a ser los motivos (que no vómitos) principales. Y es que viendo la foto de abajo uno piensa que la famosa modelo ha debido contratar los servicios de una vaca lechera que le lama el pelo por las mañanas antes de salir de casa para luego presentarse en sociedad con esas pintas de sucia. Lo único que consigue es ensalzar sus orejas, que seguramente habían pasado desapercibidas hasta esta fantástica fotografía. Ni siquiera entraré a mencionar que sin maquillaje pierde todo su atractivo, creo el peinado consigue eso sin necesidad de ayudas.

Heidi Klum

Famosas mal vestidas: Heidi Klum

La verdad es que parece increíble que una top model como Heidi Klum, que seguramente habrá sido vestida por los mejores diseñadores del mundo, lleve un vestido tan horripilante como el que se puede ver en la foto, que parece un paso de cebra andante, y que para colmo se enfunde una chaqueta de cuero encima. También es llamativo el horrendo calzado que usó para la ocasión. Vamos, que ni con el pegamento más fuerte podría haber conseguido combinar eso. Y es Heidi Klum, una chica guapa con buen cuerpo, no quiero imaginar cómo le habría quedado el conjunto a un adefesio.

Heidi Klum