Famosas mal vestidas: Serena Williams

Sí, lo sé, parece un travestido pero no lo es. Se trata de la tenista Serena Williams, que no contenta con tener un cuerpo poco femenino (solo hay que ver esos brazos), ha decidido ponerse un vestido sencillamente horroroso, algo parecido a un saco de patatas de color gris que le permite lucir sus jamones. En fin, que no hay por dónde coger a Serena ni al vestido, todo el conjunto da miedo.

Serena Williams

La sonrisa de Lindsay Lohan

Está claro que la fama no siempre trae cosas buenas. Entre otras cosas malas, suele siempre haber una nube de fotógrafos/paparazzi alrededor del personaje en cuestión que retratan cualquier cosa. Si, además de eso, el famoso tiene malos hábitos, como fumar o cosas peores, las fotos tendrán resultados aún más negativos. En el caso de Lindsay Lohan, que tantas entradas tiene en mi blog, casi cualquier fotografía es negativa si antes no ha pasado por Photoshop. En este caso, alguien se ha fijado en los dientes de la actriz americana y en el grave deterioro que han sufrido en los últimos meses. La sonrisa de antaño, blanca y radiante, se ha convertido en amarillenta y llena de manchas. Nada que no se pueda arreglar con unas buenas fundas de porcelana, pero estar así sin haber llegado a los 30 años es realmente triste.

Lindsay Lohan

Famosas mal vestidas: Jodie Foster

La verdad es que esta foto, la primera vez que la vi, me causó una gran carcajada. Pero es que cada vez que la veo me sigue produciendo la misma reacción. No es solo el vestido, que de por sí parece feo, sino la postura tan poco… femenina y profesional. Es posible que ese mismo vestido, si lo llevase Miranda Kerr, por poner un ejemplo, fuese medianamente potable, pero es que la pose de Jodie Foster es terrible. Y a su edad no sé si eso se puede corregir, con la cantidad de actos públicos que habrá vivido esta mujer.

Jodie Foster

Demi Moore estrena tetas

Parece ser que Demi Moore, cansada de soportar las infidelidades de su marido, el también actor Ashton Kutcher, ha decidido darse una subida de autoestima con unas nuevas tetas. El resultado es plenamente satisfactorio, a la vista queda. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la actriz se está quedando muy delgada (hay fotos recientes que lo atestiguan) y es posible que en breve esos nuevos pechos no peguen ni con cola de contacto con la nueva figura de Demi. Serían algo exagerados, creo yo. De todas formas, lleva 20 años quitándose y poniéndose implantes de silicona, así que no creo que tenga problemas en repetir unas cuantas veces.

Demi Moore

Famosas mal vestidas: Beyoncé

Está claro que para gustos, los colores. Sin embargo, yo creo que el vestido que lleva Beyoncé es verdaderamente feo, porque lo puede llevar una chica con un cuerpo poco agraciado y pensaremos que no le sienta bien, pero es que la cantante americana, si por algo destaca, es por su físico. Así que me temo que la elección para aquel acto o evento no fue la más afortunada.

Beyonce