Injerto capilar: TODO lo que necesitas saber con mi experiencia personal

Injerto capilarEl injerto capilar es toda una ciencia que ha ido evolucionando en los últimos años de manera vertiginosa. Yo hablaré hoy de lo que me pasó hace 10 años pero muchas cosas han cambiado. En la actualidad, el trasplante capilar se hace de una forma mucho más rápida, cómoda y sencilla. Pero hablaré de lo que yo viví, del proceso y de los resultados. Porque hay gente que quizás se lo quiere hacer pero aún tiene dudas.

Quedarse calvo, perder pelo, las canas, los peinados. Todo eso afecta a nuestra personalidad, qué duda cabe. Algunas personas lo asumen mejor y otras peor. Hay gente a la que una calva le queda bien y otras a las que les sienta fatal, las hace feas y viejas. No hay que engañar a nadie, esto es un hecho. En mi caso, la calvicie era fea, poco uniforme y me hacía parecer mayor de lo que era. Comenzaré contando un poco mi historia, para que se entienda todo mejor.

Historia de una calva

Mayo de 2009 en Miami, FloridaYo empecé a perder pelo cuando tenía 24 años. Todo empezó por un poco de clara en la parte superior de la cabeza. Actualmente tengo 43 años, así que hace ya tiempo de eso. Y en aquel entonces no había nada que parara la pérdida de cabello. Actualmente tampoco ha variado mucho eso, podemos recurrir a pastillas pero no son 100% efectivas. Acudí a centros de belleza donde me hacían ciertos cuidados pero la pérdida de pelo continuaba. Con 28 años más o menos, la calva ya se había más o menos establecido en mi cabeza. Lo asumí a duras penas, reconozco que no me gustaba verme así.

A esa edad, acudí a mi primera consulta sobre un posible trasplante capilar. Pero en aquella época, en España solo se usaba la técnica FUSS, muy agresiva. Consiste en cortar un trozo de cuero cabelludo, una tira de piel, y de ahí se extraen más tarde los folículos que se implantarán en la zona calva. Es decir, nos quedaría una cicatriz en la nuca de tamaño considerable aunque tapada por el cabello. Evidentemente yo no quería eso, no estaba tan desesperado. Con los años, el tema evolucionó hasta que surgió la técnica FUE.

Injerto capilar con técnica FUE

El proceso implica la retirada de folículo a folículo de las partes donantes (sobre todo la nuca). Aunque es muy tedioso, mejora a la técnica FUSS en varios aspectos. Para empezar, no deja cicatriz alguna. Para seguir, se eligen los folículos más indicados. Porque los folículos pueden tener un cabello (ideales para la zona frontal), dos, tres y hasta cuatro (ideales para las zonas centrales). Por lo tanto, el día que esta técnica se empezó a hacer famosa, me decanté por ella. El problema era que en España no se realizaba, tan solo en algunas clínicas distribuidas por Dubai, Nueva York y Los Ángeles.

En 2009, con 32 años, me enteré de una clínica que hacía el trasplante capilar con técnica FUE en Alcobendas, Madrid. El doctor Lorenzo, de la clínica Medilor, era el más afamado a nivel nacional en esta técnica. Más tarde, él mismo me explicó que en España solo dos doctores usaban esa técnica. Acudí a una sesión informativa en el verano de 2009, donde me presentaron algunos casos de gente trasplantada. La verdad es que los resultados eran magníficos, muy buenos. Hablé más tarde con él, me contó una serie de cosas y luego me dieron un presupuesto en base a los cabellos que debían extraerme e injertarme. En total, 2.700 folículos pilosos de mi nuca a mi región frontal.

El proceso del trasplante capilar

A pesar de lo elevado del precio (más de 10.000 euros), me decidí a hacerlo. Desde 2009 empecé a tomar a diario una pastilla que se llama (todavía la tomo) Proscar. Aunque es para la próstata, tiene el mismo compuesto que la Propecia, para el pelo. La única diferencia es que la primera es de 5 mg y la segunda de 1 mg. Por lo tanto, hay que partir la pastilla de Proscar en 5 para “tomar” Propecia. El ahorro de dinero era y es considerable. En teoría, la Propecia paraliza la caía del cabello y, con suerte, puede hacer que salga un poco.

A finales de junio de 2010, en 2 días, jueves y viernes, tuvo lugar mi intervención. Acudí a la clínica muy pronto, creo que eran las 7 de la mañana, y empezó el proceso. ¿En qué consiste el trasplante capilar? Básicamente se extraen los folículos de la zona donante uno a uno, los que más interesan para el posterior injerto. Se guardan, se conservan y más tarde se ponen uno a uno. Esa es la técnica FUE, ni más ni menos. En mi época, el paciente se tumbaba boca abajo y pasaba horas y horas mientras le quitaban los pelos. En la actualidad, existen máquinas que hacen esa labor y se tarda mucho menos tiempo.

Injerto capilar por pasos

En primer lugar, me raparon la cabeza al cero. Ahí me di cuenta de lo muy calvo que estaba. Me dieron un valium, porque es relajante muscular, y me tumbé en una camilla boca abajo. A partir de ahí empezaron a quitarme pelos y pelos. Uno a uno, con mucha paciencia por ambas partes. El dolor se apoderaba de mi cuerpo, porque la postura no variaba y era muy incómoda. Pero se hacían recesos, se paraba para comer, etc. El primer día sirvió para esto y para poner algo de pelo en la zona calva. Llegué a mi casa sobre las 11 de la noche. El día había sido demasiado largo y doloroso.

Por suerte, el segundo día fue mucho más sencillo porque solo había que poner pelo y ahí estaba sentado. El doctor se colocó detrás de mí, un poco por encima de mi cabeza, y me ponía el pelo uno a uno. Evidentemente, todo esto con mucha anestesia, mucho líquido que me dejó la cabeza medio tonta. Sobre las 5 de la tarde estaba en mi casa con la cabeza hecha un cristo, pero terminado el proceso.

Resultado del trasplante capilar

No sé cuánta gente ha visto esta foto, posiblemente nadie. Pero creo que es hora de publicar cómo me veía al día siguiente, sábado. Cómo se puede ver, la cara estaba muy hinchada. Eso se debía al líquido de la anestesia, que iba cayendo poco a poco por el interior de mi cabeza. Ya me dijeron que eso era normal y que en 3-4 días lo habría expulsado todo. Las cicatrices de mi calva eran mis nuevos folículos, que los había perdido de la parte posterior para ganarlos en la frontal. Un pelo que no se caería porque genéticamente está codificado para no caer (según el doctor Lorenzo me explicó).

El primer mes fue algo complicado. Por las molestias, no por otra cosa. La sensación de dureza, rigidez y cierta falta de sensibilidad en esa zona es fuerte. Luego, todo parecía como antes de la operación. Es decir, no había pelo nuevo. Pero ya me dijeron que eso iba a ser así hasta el cuarto mes, más o menos. Y así fue, en noviembre de 2010 hubo una explosión de pelo nuevo en mi cabeza. De repente tenía un montón de cabellos nuevos y empezaba a parecer otra persona, para mejor. El resultado final se vería entre 10 y 12 meses después de la intervención. Y el cambio fue muy importante.

El injerto capilar 9 años después

En 2019 realicé un viaje por Asia y me tomé muchas fotos. La foto que se ve a la derecha se tomó en Camboya, en septiembre de 2019. Comparad con la foto de Miami de 2009 y veréis el cambio radical. Es decir, en 10 años no ha habido pérdida de cabello y parezco incluso más joven a pesar del paso del tiempo. Con las pastillas y con el trasplante capilar gané vida, seguridad, confianza, alegría. En serio, para mí fue un cambio muy importante en mi vida.

Por lo tanto, si alguien tiene dudas, que no se lo piense y que se lo haga. Las molestias de unos meses suponen la felicidad de muchos años. Me lo hice y me lo volvería a hacer si estuviese en esas circunstancias. Y con las mejoras que ha habido desde entonces, mis dudas serían aún menores. Adelante, hazte el injerto capilar.

Tormenta eléctrica en Madrid – Madrugada del 18 al 19 de abril de 2020

Tormenta eléctrica en Madrid - Madrugada del 18 al 19 de abril de 2020Tormenta eléctrica en Madrid – Madrugada del 18 al 19 de abril de 2020. Porque ahora que no podemos salir de casa, al menos podemos grabar otras cosas. Y esa noche de mediados de abril hubo una importante tormenta eléctrica en Madrid. Así que con el móvil grabé un poco y eso es lo que pude ver. No es tan espectacular como otras que he visto por internet pero está bien.

Algún día intentaré tomar fotografías de rayos, algo para lo que hace falta mucha paciencia. Una vez lo intenté y no tuve éxito, y a veces me frustro con facilidad. Pero me gustaría volver a intentarlo, aunque sea mojándome y poniendo en riesgo la cámara. Quizás este verano, que promete ser caluroso, tenga la oportunidad de ver una buena tormenta. Y sea en fotos o en vídeos, algo interesante va a salir.

Aprovecho para deciros que os quedéis en casa, que aún queda para superar este coronavirus. Es difícil en muchos casos y se está haciendo largo. Pero lo peor que podemos hacer es precipitar una segunda oleada. Vamos por el buen camino, ahora vamos a ir quemando fases o etapas con cabeza. El sentido común nos tiene que ayudar más que cualquier otra cosa en esta pandemia.

Será difícil recuperar el ritmo normal de vida hasta que no haya una vacuna o un tratamiento eficaz contra el virus. Así que mantengamos la calma en la medida de lo posible. Ojalá que este verano sea más normal de lo que ha sido la primavera. Y en cuanto sea posible, podremos viajar de nuevo para vivir experiencias únicas.

ElTenedor celebra la Insider Week

ElTenedor Insider WeekLa página web de Recetas de cocina Ubago está de promoción. ElTenedor celebra del 28 de marzo al 21 de abril una nueva edición del evento gastronómico más importante del año, la Insider Week.

Se podrán reservar menús degustación de lujo en más de 500 restaurantes de toda España por precios de 25€, 45€, 75€ o 125€.

Además, por cada reserva, ElTenedor donará un euro a la ONG Ayuda en acción para ayudar a que más de 600 niños y niñas cubran sus necesidades de alimentación durante un curso escolar. Así que, además de disfrutar de menús de gran calidad a precios adecuados, podrás ayudar en una buena causa.

Entra en su página web y haz tu reserva. No dejes de disfrutar del evento gastronómico del año.

Torre Caleido crece en Madrid

Torre Caleido crece en MadridA falta de Madrid Nuevo Norte, bueno es este rascacielos. Torre Caleido crece en Madrid a buen ritmo. El núcleo ya es visible desde diferentes partes de la ciudad. En mi caso, desde Ciudad Lineal, barrio de San Pascual. Actualmente andará por los 40 metros de altura, lejos de los 181 hasta la cima, 160 desde la cota. Se verá muy bien sin duda alguna y completará el conjunto de rascacielos de Madrid.

Una vez que el proyecto original no salió adelante por la crisis económica, es bueno ver avanzar la Torre Caleido. La quinta torre de la manzana de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid debería estar finalizada en 2020 si todo sigue su curso. En sus instalaciones habrá un poco de todo. En la parte más baja, zonas comerciales dedicadas a tiendas y restauración. En la propia torre, el Instituto de Empresa y Quirón Salud ocuparán todos los metros cuadrados disponibles.

Actualmente, con la base ya prácticamente terminada, queda por ver cómo crece el núcleo del rascacielos. En teoría, y desde ya, una planta por semana hasta llegar a lo más alto. Ojalá se cumplan los plazos y veamos terminada esta nueva torre el próximo año.

Wanda Metropolitano – Timelapse nocturno

Me ha llevado tiempo hacerlo pero aquí está un breve pero bonito timelapse del Wanda Metropolitano, el nuevo estadio del Atlético de Madrid.

En total fueron 275 fotos tomadas durante 2 horas y media la noche del 12 de septiembre de 2017. Luego el trabajo de edición ha sido posible gracias al Adobe After Effects y bastante tiempo ajustando para lograr un vídeo de apenas 30 segundos de duración.

Espero que os guste, y pronto intentaré hacer más.