Famosos gordos: Edward Norton

La verdad es que yo no me habría imaginado nunca a Edward Norton con esa tripita, sobre todo recordando aquella película que protagonizó hace ya unos años: American History X. Pero bueno, han pasado 13 años y está claro que algún lujo que otro se ha dado, no sé si en forma de cerveza o de comidas con mucha grasa. En cualquier caso, alguien como él no debería tener problema en contratar a un entrenador personal y dejarse esa barriga como una tableta de chocolate en poco tiempo.

Edward Norton

Famosos gordos: Jesús Vázquez

A ver, no es que Jesús Vázquez esté muy gordo ni inflado, pero parece que ha decidido dejar de cuidarse tanto como antaño y eso se nota. A pesar de que sigue conservando buenos músculos en general, la tripa le está creciendo y eso se nota incluso a la hora de hacer un poco de buceo. Hace unos años habría sido imposible verle así, pero si cree que el gimnasio ya no está hecho para él y prefiere alimentarse solo a base de soja, se quedará como Danny DeVito en poco tiempo.

Jesús Vázquez

Famosos gordos: Danny DeVito

Creo que lo más llamativo de la foto de Danny DeVito es su gordura, se ha convertido en un auténtico boliche humano, verdaderamente gordo y seboso. Aunque tampoco creo que podamos dejar de lado el pelo teñido de rubio platino y la camisa estilo… estilo… no sé si tiene estilo. De hecho, me recuerda a las que llevaba el famoso Parker Lewis, de la serie de televisión, que siempre destacaba por llevar unas camisas bastante llamativas.

Danny DeVito

Famosos gordos: Matthew Perry

Tremendo el cambio de Matthew Perry, y es que en algún momento entre el final de ‘Friends’ y esta foto ha envejecido unos 20 años. Lo primero que me llamó la atención fue la enorme papada que tiene bajo el mentón, así que no quiero ni imaginar cómo está el cuerpo que no se ve en la foto y que cubre el traje. Pero una vez pude quitar la vista de ahí, empecé a darme cuenta de que, a pesar de tener solo 42 años, parece que ha superado los 50 hace tiempo. Esas bolsas bajo los ojos no le favorecen lo más mínimo, y las ojeras tampoco. No sé bien si es que ha tenido una vida de excesos a raíz de la fama ganada por la famosa serie de televisión, ya que en el cine ha tenido más bien poco éxito. En cualquier caso, le recomiendo que se cuide un poco porque a este paso, cuando llegue a los 50, parecerá que tiene 70.

Matthew Perry

Famosos gordos: Ronaldo Nazario

La verdad es que aún cuando jugaba al fútbol ya se le notaba cierto sobrepeso, causado según parece por un problema en las tiroides, y ahora que definitivamente ha dejado la práctica del fútbol profesional, ha engordado lo que no estaba escrito y más. Se le nota a simple vista, y es un escándalo cómo se ha inflado la tripa. En fin, que tal vez no se pueda corregir y ya está, lo importante es que él sea feliz comiendo y comiendo.

Ronaldo Nazario

Elisabetta Gregoraci y Flavio Briatore: la bella y la bestia

Se oye una canción… que hace suspirar… Pues sí, no hay mejor forma de empezar esta entrada que tarareando la canción de la famosa película de Disney “La bella y la bestia”. Viendo la foto, está claro quién es la bella (Elisabetta Gregoraci, de 31 años) y la bestia (Flavio Briatore, de 61 años). Está claro que el amor no entiende ni de edades ni de físicos, pues solo viéndoles me entra la risa. Ella representa la delgadez, el cuerpo fino, el cuerpo trabajado, unos buenos abdominales, un trasero bien formado, sin apenas un gramo de grasa. Él representa todo lo contrario, un cuerpo gordo, inflado, flácido, obeso, grasiento, arrugado, descuidado, feo… Está claro que solo hay dos opciones para que esta relación haya llegado a buen puerto: él es una maravillosa persona (lo dudo) o ella está enamorada de la cuenta corriente de él. Así, ambos obtienen lo que quieren: él tiene una pareja joven y de buen ver y ella tiene todos los lujos de una persona rica sin serlo y sin haber trabajado (trabajado de verdad, no hablo de ese otro tipo de trabajo) para ello.

Yo me pongo en el lugar de ella, pues apenas tengo un par de años más, y cambiando el sexo puesto que soy un hombre, y tengo muy claro que nunca tendría una relación con una mujer 30 años mayor que yo porque no tendría nada en común con ella y porque su físico no me iba a gustar, y aunque muchas mujeres digan que miran el espíritu y no el físico, ya sabemos todos cómo funciona realmente esto. De hecho, me vienen a la mente dos casos bien famosos, uno muy reciente y otro no tanto. El primero es el de la conejita de Playboy que se iba a casar con su octogenario dueño, boda que terminó por no llevarse a la práctica porque ella se echó atrás en el último momento. Así ha obtenido una fama que seguramente la sacará de pobre para el resto de su vida sin tener que enseñar las domingas más de lo necesario y ahora podrá dedicarse a tener una pareja de su edad (andaba por los 25 años), que es la edad que tenía su amante. El otro caso es el que tuvo como protagonista a la también conejita de Playboy Anna Nicole Smith, que después de una breve relación con un rico empresario de 90 años decidió casarse con él. Al poco tiempo, el viejo murió (ley de vida) y ella pasó a heredar una fortuna de varios millones de dólares. Luego ella murió y todo pasó a su hijo menor de edad.

Historias rocambolescas que no hacen sino poner de relieve lo asquerosa que puede llegar a ser una persona con tal de tener una vida llena de riquezas materiales. Al final resultará que la arruga es bella.

Elisabetta Gregoraci y Flavio Briatore

Famosos gordos: Matt Damon

Está claro que pasar por las manos de Penélope Cruz ayuda a aumentar las grasas corporales hasta niveles exagerados. En este caso tenemos al famoso actor norteamericano con un exceso de peso bastante palpable. Además, su moreno de obra no ayuda lo más mínimo a embellecer la imagen, pues podemos ver que tiene la cara, los antebrazos y el cuello morenos pero el resto del cuerpo está del color del bañador. A ver si se apunta a un gimnasio y vuelve a ser el de antes.

Matt Damon